Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/03/14 00:00

Lo que se hereda...

Lo que se hereda...

Lady Di siempre llamó la atención por su belleza, la dulzura de su mirada y su elegancia al vestir. Casi 12 años después de su muerte, parece evidente que su sobrina Kitty, hija de su hermano el conde Charles Spencer, sacó sus genes. La joven británica de 18 años, radicada en Sudáfrica, acaba de empezar una carrera como modelo y aparece en la más reciente edición de la revista inglesa de moda Tatler. Los ojos azules de Kitty y su pelo rubio recuerdan a la Princesa de Gales, por lo que en la publicación posa con adornos dignos de la realeza. Sin embargo ella asegura que no tiene muy presente a su tía, pues era muy niña cuando murió. Dice que heredó el talento de su madre, la modelo Victoria Lockwood, y que su relación con la familia real, incluidos sus primos William y Harry, es distante. Afirma, además, que tiene muy poco en común con ellos, por su gusto por la caza, lo que deplora. Kitty es, según una edición anterior de la revista, una de las solteras más codiciadas del Reino Unido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.