Domingo, 22 de enero de 2017

| 2007/09/01 00:00

Los cómicos también lloran

Suele decirse que detrás de su maquillaje y su gran sonrisa pintada los payasos ocultan su desgracia

Suele decirse que detrás de su maquillaje y su gran sonrisa pintada los payasos ocultan su desgracia. Algo similar le está pasando a Owen Wilson, uno de los comediantes norteamericanos más famosos. La semana pasada su hermano Luke lo encontró en su residencia al borde de la muerte: había intentado suicidarse. Todo indica que después de tomarse una sobredosis de píldoras se cortó la muñeca izquierda. Lo llevaron de inmediato a un hospital, y cuando estuvo en mejores condiciones, el actor se limitó a emitir un comunicado para pedir a los periodistas dejarlo recuperarse privadamente "en este difícil momento". Según amigos y compañeros de rodaje, desde hace varios meses Wilson, quien ha participado en comedias como Meet the Parents y You, Me and Dupree, atraviesa una fuerte depresión. Algunos la han atribuido a su ruptura con la también actriz Kate Hudson y también se ha especulado que su mala temporada es consecuencia de una supuesta adicción a las drogas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.