Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/1997 12:00:00 AM

LOS MAURICIOS

Dos comunicadores sociales, Mauricio Miranda y Mauricio Navas, son los libretistas más cotizados del momento en la televisión colombiana.

La atención de los televidentes colombianos esta semana estaba puesta en el estreno de Dos mujeres, la nueva telenovela de RTI en la que por primera vez aparecen como protagonistas dos de las actrices de más peso en el medio: María Cecilia Botero y Amparo Grisales. Pero además de esto, la producción generó mucha expectativa porque viene con el sello de calidad de dos libretistas que en los últimos años han tenido una serie de éxitos consecutivos con sus historias y sus libretos: Mauricio Miranda y Mauricio Navas.
Pero Dos mujeres es sólo el segundo estreno que este par de escritores pone al aire en el último mes con el apoyo de dos de las programadoras más importantes del país. Una situación poco usual en el medio pero que sin duda es el sueño dorado de cualquier libretista. Efectivamente, hace un par de semanas estos dos bogotanos estrenaron La mujer del presidente, de Caracol, una historia de suspenso que desde ya ha tenido el rating y la crítica a su favor.
La carrera de los dos Mauricios, Navas de 36 años y Miranda de 41, ha sido relativamente corta pero vertiginosa. Desde cuando empezaron a trabajar en equipo, a principios de los 90, han desarrollado no más de cinco historias -La alternativa del Escorpión, OK TV, María María, La otra mitad del Sol, La mujer del presidente y ahora Dos mujeres-, pero a diferencia de otros libretistas cuyos trabajos muchas veces son irregulares en cuanto al éxito, estas cuatro producciones han sido exitosas en diferentes niveles. Todas han competido en rating con sus enfrentados, han recibido excelentes críticas de los medios y algunas de ellas, como La otra mitad del sol, han barrido con premios de televisión como el Simón Bolívar.
Pero como en todas las historias de éxito el camino no ha sido fácil. Navas y Miranda se conocieron hace varios años en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde ambos se graduaron de comunicadores sociales. Estrecharon una buena amistad por un interés común: la televisión. Navas cuenta que desde quinto semestre sabía que quería escribir para este medio y "hacer lo que hacía Pepe Sánchez". Cuando logró vincularse a la televisión encontró una historia escrita por Mauricio Miranda que se llamaba El cuarto poder y le propuso que la desarrollara para un seriado. En un comienzo el proyecto, una historia sobre poder y amor que tenía como eje un noticiero de televisión, fue rechazada de tajo por las programadoras. El argumento que esgrimían todas era que se trataba de una propuesta muy diferente a las acostumbradas y por lo tanto tenía mucho riesgo. Solo Cinevisión se atrevió a desarrollarla como La alternativa del Escorpión, y el éxito fue abrumador.
Luego vinieron OK TV, que fue una secuela de la anterior, y María María. Lo curioso con esta última es que, pese al respaldo de las producciones anteriores, los Mauricios -como los llaman en el medio- seguían teniendo dificultad para vender sus ideas. "Siempre nos llamaban por el éxito anterior pero cuando llegábamos con propuestas totalmente diferentes a las que ya habíamos hecho nos decían que no", dice Miranda. Los libretistas cuentan que La otra mitad del Sol -que recibió 10 premios Simón Bolívar- se hizo prácticamente de milagro porque las programadoras consideraban que era demasiado sofisticada para el televidente. Finalmente RCN se la vendió a Cenpro.
Pero precisamente parte de su éxito radica en proponer cada vez cosas totalmente opuestas a la anterior. Para ellos no existe una fórmula sobre cómo hacer un seriado o una telenovela taquillera y, a diferencia de otros libretistas que se dejan encasillar en recetas, Miranda y Navas exploran cada vez nuevas alternativas. "Somos incapaces de contar la misma historia dos veces", dice Navas. Otro factor que ha ayudado a hacer productos novedosos y de calidad es que ambos están muy sintonizados con lo que quieren decir en la televisión. Los dos llegaron al medio por convicción y no por frustración y coinciden en cosas fundamentales como, por ejemplo, que el televidente no es tarado y que sin apartarse de los esquemas del melodrama o de los dramatizados tradicionales se pueden ofrecer historias más realistas, descartando lugares comunes e invirtiendo mucho en la sicología de los personajes.
Aunque al principio Navas era el director de los libretos de Miranda, desde que hicieron La otra mitad del Sol esta pareja está dedicada a escribir las historias, en lo cual también han resultado ser muy efectivos. "Nos comprendemos como dos jugadores de fútbol -dice Mauricio Miranda-. El que tiene el balón está pendiente de dónde está el que no lo tiene".
Si bien ese trabajo en conjunto les ha hecho parecer como un equipo parejo e indisoluble, al punto que en ocasiones la gente los confunde, son totalmente opuestos. Navas es un hincha furibundo de Millonarios y un capitalista de miedo, mientras que Miranda es un santafereño de mente abierta y con ideas socialistas. En lugar de ser una desventaja esa diferencia les ayuda a realizar un mejor producto. "Ser distintos le da más dinamismo al trabajo".
En sólo unos años esta pareja pasó de tener que dar vueltas por las programadoras para que sus propuestas salieran al aire a ser los libretistas más cotizados, con honorarios que van aumentando a la par con el rating. Y la prueba es que actualmente tienen dos historias ubicadas en excelentes horarios, un lujo que hasta ahora no se había dado ningún escritor de televisión en este país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.