Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2012 12:00:00 AM

Los nuevos reyes de la taquilla

No son tan apuestos, no ganan sueldos tan altos ni son tan reconocidos, pero hoy sus películas son las más taquilleras del cine. Estos son los actores que están desbancando a las grandes estrellas de Hollywood.

"¿Acaso perder es divertido?", pregunta el entrenador Billy Beane a sus beisbolistas en El juego de la fortuna. El camerino se silencia y el espectador siente la rabia del protagonista. "Así suena perder", sentencia Billy, interpretado por Brad Pitt. Su emotiva actuación le valió una nominación al Óscar como Mejor Actor, pero la cinta no fue ni mucho menos un éxito en taquillas. En contraste Zach Galifianakis, Alan en ¿Qué pasó ayer, cuya actuación se limita a no dejar pasar una escena sin hacer un chiste de sexo o burlarse de un estereotipo racial, fue clave en que la película recaudara 580 millones de dólares en todo el mundo, casi cinco veces lo que ganó la de Pitt.

Galifianakis es un ejemplo de una nueva generación de actores que, sin tener el prestigio de Johnny Depp, la abultada billetera de George Clooney o los abdominales perfectos de Pitt, están conquistando la taquilla. A punta de chistes, acción y una apariencia física con la que muchos espectadores se identifican, estos nuevos talentos están haciendo las películas más lucrativas de la industria.

El mejor amigo

El californiano Jason Segel es más conocido por su papel en la serie How I Met your Mother. Empezó en televisión y poco a poco se fue haciendo un nombre en la comedia estadounidense hasta llegar a roles secundarios en la pantalla grande. Luego del gran éxito de su programa, su estatus también cambió y al día de hoy ha protagonizado películas junto a Cameron Díaz y Mila Kunis. Solo dos de las cuatro cintas que estrenó en 2011, Los Muppets y Malas enseñanzas, recaudaron 190 millones de dólares, más de lo que recaudaron las de George Clooney en el mismo año.

Otro que está dando de qué hablar es Jonah Hill, famoso por comedias del productor Judd Apatow -donde también se destacan Seth Rogen y Michael Cera-. Con Superbad, Ligeramente embarazada y Virgen a los cuarenta, Hill parecía estar encasillado en el rol de niño gordito, divertido y torpe con las mujeres. Pero dejó a todos con la boca abierta cuando rebajó varios kilos y se lució en un papel junto a Brad Pitt en El juego de la fortuna, que le dio una nominación al Óscar como Mejor Actor de Reparto. Aún así, según dijo a SEMANA Patrick Wanis, asesor de celebridades y experto en comportamiento humano, esto no es suficiente: "A los nuevos actores les falta ser símbolos sexuales. Por eso Hill fue hábil y se dio cuenta de que tenía que bajar de peso si quería aspirar a roles más variados". Tal vez Hill no haga suspirar a las mujeres como lo hace Leonardo DiCaprio, pero sus películas del año pasado recaudaron más en taquilla que las del protagonista de Titanic en el mismo período.

Los héroes de acción

Por supuesto las comparaciones son odiosas, y hacerlas entre una cinta de cine arte como El Árbol de la vida y otra como El planeta de los simios es absurdo. Pero los nuevos reyes de la taquilla también están ganándole a grandes producciones de los dioses consagrados del entretenimiento.

Es el caso de Shia LaBeouf. El joven de 26 años empezó a actuar en televisión cuando todavía era un niño. Tras varias comedias, pasó a papeles más dramáticos hasta llegar al cine. Comenzó su carrera en la gran pantalla con roles pequeños en películas de acción como Yo, robot y Constantine y parece que ese camino le quedó gustando, pues luego de protagonizar la más reciente entrega de Indiana Jones y la saga de Transformers, es sin duda el nuevo héroe de acción y de la taquilla. La serie Transformers fue un éxito desde su estreno y aumentó a medida que se estrenaron las secuelas. No es extraño que la tercera parte haya sido una de las más taquilleras del año pasado con más de 1.100 millones de dólares. Incluso superó a Piratas del Caribe 4, protagonizada por Johnny Depp, que logró unos 80 millones menos.

Como Hill, LaBeouf también quiere expandir sus horizontes y no se contenta con ser una cara bonita o un actor de nicho. Por eso también ha protagonizado thrillers como Sin ley o Wall Street 2, junto a Michael Douglas. Pero si de versatilidad se trata, se lleva el premio James Franco. Aunque saltó a la fama con la trilogía de El hombre araña, Franco se desencasilló muy pronto de esos roles: a sus 34 años ha recorrido casi todos los géneros y es tan convincente en cada interpretación que estuvo nominado a un Óscar como Mejor Actor por su papel en 127 horas. "Franco es el más prometedor de estos actores porque su rango de habilidades es muy amplio. Puede ser intenso, romántico, dramático, divertido y seguir siendo sexy", afirmó Wanis a esta revista. Además, solo con El planeta de los simios, una de las cuatro películas que protagonizó el año pasado, Franco superó la boletería combinada de las dos que estrenó Clooney. Como si fuera poco, la joven promesa también está dirigiendo y escribiendo guiones.

Los veteranos

Con la mitad del presupuesto destinado para El Origen, cinta protagonizada por Leonardo DiCaprio, Zach Galifianakis y Bradley Cooper hicieron de ¿Qué pasó ayer II? una de las películas más taquilleras de 2011. Ni siquiera el comediante Adam Sandler, el tercer actor mejor pagado de Hollywood según la revista Forbes, alcanza a rozar las cifras que alcanzaron los primeros.

Zach empezó en series de televisión, y si bien llevaba años actuando, la fama solo le llegó con ¿Qué pasó ayer? Desde entonces es una celebridad consagrada en el mundo de la comedia y replica su éxito con cada nueva película. Locos por los votos, su más reciente estreno, recogió en un mes cerca de 80 millones de dólares solo en Estados Unidos. Pero, sin duda, nada supera la taquilla de ¿Qué pasó ayer II? que con 580 millones dejó atrás a las grandes producciones comerciales de los actores más reconocidos de Hollywood.

Sin embargo, Patrick Wanis asegura que la vida útil de un actor de comedia solo dura unos cinco años, y que este tipo de películas funcionan únicamente si aparecen todos en pantalla. Por eso, Bradley Cooper, protagonista de muchas comedias desde que hizo el papel de rico, apuesto y pedante en la película Los rompebodas, ha demostrado que su carrera no se acabará en tan poco tiempo. El hombre más sexy de 2011, según la revista People, ha hecho varias películas románticas y cada vez es más común verlo en cintas dramáticas o thrillers como Sin límites, en la que trabajó con Robert De Niro. "Él se está volviendo un símbolo sexual y si continúa interpretando personajes complejos, puede ser la siguiente gran estrella", explica Wanis.

El éxito en taquilla no se traduce necesariamente en mejores salarios ni en roles más complejos. En efecto, Johnny Depp, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y George Clooney siguen encabezando la lista de los actores mejor pagados y, además, se dan el lujo de aceptar papeles que comercialmente no son tan vendedores. Si bien la nueva generación de Hollywood entró pisando fuerte, todavía le queda camino por recorrer y demostrar que es capaz de llenar el vacío de los grandes nombres del cine cuando abandonen la pantalla grande.

*Cifras mundiales de taquilla de sus películas en 2011.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.