Viernes, 21 de noviembre de 2014

| 1990/11/12 00:00

LOS SUPERCHICOS

Un grupo de rock formado por cinco adolescentes rompe todos los récords deganancias en el mundo musical.

LOS SUPERCHICOS

New Kids on the Block, un grupo juvenil de rock, está batiendo récord en el millonario mundo de la música.En lo que va corrido de este año, sus ganancias duplican las cifras de Michael Jackson y superan las de los Rollings Stones. En el 90, New Kids on the Block ha tenido ingresos por 61 millones de dólares."Los muchachos nuevos de la cuadra" no sólo son el conjunto joven más popular del momento, que repite el fenómeno de las fanáticas que lloran y se lanzan a arrancar pedazos de la ropa de sus ídolos . Sus protagonistas -Donnie, Jordan. Jonathan. Danny y Joe entre los 18 y los 22 años, han pasado, en cuatro años, de ser unos muchachos comunes y corrientes de un barrio de Boston a millonarias superestrellas del espectáculo.

El cabezazo de crear el grupo fue del productor negro Maurice Starr, quien cayó en la cuenta de que los sardinos hispanos tenían sus ídolos -el Grupo Menudo- y los negros el suyo -New Edition -, mientras los jóvenes blancos cetaban huérfanos en esa
materia.

En 1984 empezó la selección de adolescentes para integrar el nuevo grupo, diseñado para que fuera un fenómeno comercial. En medio de centenares de aspirantes, esos cinco muchachos fueron escogidos porque reunían los requisitos básicos: voz, buena figura, facilidades para el baile y, sobre todo, magnetismo. La mayoría de los elegidos eran amigos y dos de ellos, Jordan y Jonathan, hermanos. Todos tenían alguna experiencia musical con grupos de aficionados, coros de iglesia o programas escolares.
Un año después, empezaron sus actuaciones bajo el nombre
de Grupo Nyuk, pero la compañía disquera, antes de firmar el contrato para grabar su primer sencillo, exigió el cambio de nombre.Entonces Donnie, quien había escrito una canción titulada New Kids on the Block, propuso el nombre que luego los haría saltar a la fama.

Todo sonaba muy bien. Sin embargo, tratándose de un negocio en donde hay millones de dólares en juego, que se pueden ganar o perder de la noche a la mañana, las grandes compañías disqueras no querían arriesgarse a promocionar a un grupo de desconocidos. Sin embargo, un casete con cuatro de sus canciones fue el argumento que convenció a los ejecutivos de la Columbia Records a aceptar el reto.

En 1986 lanzaron su primera canción, que se volvió muy popular en Boston. Pero a pesar de sus atractivas presentaciones, que incluían coreografía al estilo Menudo y canciones almibaradas sobre romances adolescentes, el grupo no despegaba. Sólo cuando fueron incluidos en el programa para celebrar el centenario de la estatua de La Libertad, tuvieron la oportunidad de hacerse conocer.

Poco después se les apareció la Virgen: la cantante Tiffany los invitó a alternar con ella en sus conciertos.
Esa fue su verdadera plataforma de lanzamiento. Y en cuatro años se han convertido en una verdadera sensación musical, han vendido millones de discos y ofrecido multitudinarios conciertos. Mientras,las hordas de admiradores los siguen, la prensa escudriña en sus cortas vidas para hacerlos objeto de cientos de artículos. Conscientes del fanatismo de sus admiradores, el grupo tiene dos líneas telefónicas que los aficionados pueden utilizar para oír sus voces, pedir información sobre sus giras o dejarles mensajes. Cada llamada cuesta dos dólares el primer minuto y un dólar el minuto adicional.

Sin embargo, New Kids on the Block son más que música. Su imagen no sólo está en las carátulas de discos y casetes, sino en afiches, botones, camisetas, libros, muñecos de plástico, llaveros y cuadernos. Y sus videos hacen furor, lo mismo que un programa de dibujos animados de la cadena ABC, en el que se intercalan los monitos con videos del grupo.

Pero ha sido realmente en este último año cuando han pasado de ser un grupo musical famoso a un fenómeno comercial de considerables proporciones. Las cifras hablan por sí solas: en 1989 ganaron 17 millones de dólares, mientras que en lo que va corrido de este año han triplicado sus ingresos: 61 millones de dólares, según las cifras de la revista Forbes.

Estos cinco muchachos se han con vertido, además, en un efectivo medio para influir sobre los adolescentes. En las entrevistas ellos cuentan qué comen, qué ropa usan, cómo la escogen y qué compran. Donnie, uno de los integrantes, ha dicho que "tratamos de ser auténticos y no tenemos miedo de que nos imiten".Desde luego que no tienen miedo, ya que esa es la base del negocio.

Su influencia va más allá de sus inocentes canciones, sencillas y almibaradas historias de amor con ritmos pegajosos. A la vez que dicen a los jóvenes que no utilisen droga, que sean buenos muchachos y que ayuden a los demás, promueven otro tipo de consumo, el de productos de ciertas marcas que les significan millones por concepto de publicidad.Por ejemplo, el año pasado firmaron un jugoso contrato con Coca-Cola para aparecer en cuatro comerciales, y así hay firmas de alimentos y ropa que les pagan cifras millonarias por mencionar sus productos en las entrevistas. Porque ellos están estableciendo un nuevo look, el look New Kids on the Block, que incluye gelatina en el pelo, camisetas anchas, jeans desteñidos y rotos, chaquetas de cuero y tenis de marca.

La idea de quienes manéjan este grupo de cinco muchachos es convertirlos en los ídolos de la década. Y hay quienes sostienen que no por casualidad el último éxito discográfico es "Tonight", tiene una gran influencia de la música y estilo de los Beatles. Pero la década apenas comienza y a pesar del furor, los entendidos se preguntan si no será demasiado ambicioso aspirar a repetir el fenómeno de los jovencitos de Liverpool de los 60.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×