Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/24/2007 12:00:00 AM

Lugar de peregrinación

Después de casi dos meses de su muerte, Anna Nicole Smith sigue siendo noticia. Esta semana el juez que lleva el caso de paternidad de Dannielynn, la bebé de la playmate, dio orden de que se tomen pruebas de ADN a la niña y a todos los hombres que aseguran ser los padres.

Después de casi dos meses de su muerte, Anna Nicole Smith sigue siendo noticia. Esta semana el juez que lleva el caso de paternidad de Dannielynn, la bebé de la playmate, dio orden de que se tomen pruebas de ADN a la niña y a todos los hombres que aseguran ser los padres. Pero no sólo eso ha mantenido a los seguidores de la modelo en vilo. Ahora que comienzan las vacaciones de primavera, fanáticos de todo el mundo han viajado a Las Bahamas para visitar la tumba de Smith. Varios residentes están haciendo su agosto con la gran afluencia de turistas, cobrando hasta 25 dólares por tours guiados que pasan por el cementerio, el hospital en donde el año pasado murió el hijo de Anna Nicole y finalmente la mansión en la que ella pasó sus últimos meses de vida. Ha sido tal la curiosidad que ha generado la tumba, que las autoridades locales debieron ubicar guardias las 24 horas del día en todo el cementerio, porque la gente, con tal de ver la última morada de la conejita, estaba pisoteando las demás sepulturas, lo que generó la furia de los habitantes de la isla. Además, cientos de personas han estado recolectando tierra y piedras del lugar para llevar a su casa de recuerdo o subastar en la red, por lo que muchos temen que se llegue a profanar la tumba.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.