Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/10/31 22:00

“Yo soy un príncipe y hago lo que me da la gana”

Dijo el saudí Majed Abdulaziz Al-Saud, probando que el dinero embriaga. Tres mujeres lo acusan de acoso sexual y abuso físico en Estados Unidos.

El dinero definitivamente no compra la cordura. El príncipe saudí Majed Abdulaziz al-Saud lo comprueba, pues fue arrestado el 23 de septiembre pasado en Estados Unidos por acosar y abusar sexualmente de tres mujeres que trabajaron para él. Esta semana el diario The LA Times reveló sus testimonios, que ilustran el comportamiento psicótico del acaudalado personaje. Dice que, actuando bajo el efecto de copiosas cantidades de alcohol y cocaína, el príncipe mantuvo a las tres mujeres encerradas en la mansión contra su voluntad, las acosó sexualmente, las humilló frente a sus invitados y las agredió físicamente. Por eso no sorprende que el hombre de 29 años las haya amenazado con matarlas mientras les gritaba que “yo soy un príncipe y hago lo que me da la gana. ¡Ustedes no son nadie!”, todo en el recatado barrio de Beverly Glen. Los abogados del príncipe ripostaron argumentando que las mujeres fabricaron la historia para sacarle dinero a su cliente, y queda por ver si, una vez más, el dinero y las conexiones priman sobre la justicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.