Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2015 6:40:00 PM

“La paz no es sostenible sin las mujeres”: Margot Wallström

Suecia tiene una canciller feminista que no le teme ni a los jeques árabes ni a los halcones de Tel Aviv.

Margot Wallström, de 60 años, es una diplomática inusual. Le gusta hablar de poesía y recuerda con cariño al Nobel de Literatura su país, Thomas Tranströmer. Sin embargo, su mirada serena no debe despistar. Hace unos meses denunció la situación de derechos humanos en Arabia Saudita, lo que desató la ira de Rabat. A la cabeza del Ministerio de Relaciones Exteriores reconoció, además, al Estado palestino. Lo que tampoco le gustó al gobierno de Israel. Y ni siquiera el presidente ruso Vladimir Putin se ha salvado de sus observaciones. Wallström está en Bogotá por unos días y Semana.com la entrevistó en la casa de la embajadora de su país.
 
Semana.com: ¿Cuál es el motivo de su visita a Colombia?
 
Margot Wallström: Esta es la tercera vez que vengo en algunos años y la primera como ministra de Relaciones Exteriores. Por un lado, en 2015 celebramos 140 años de relaciones diplomáticas entre los dos países. Y hacía rato que un canciller sueco no venía al país. Por otro, estamos siguiendo muy de cerca su proceso de paz, que se mira con gran esperanza en todo el mundo.
 
Semana.com: ¿Cómo ha sido su agenda?
 
M. W.: Me he reunido con representantes del gobierno. Ayer estuve con mi colega María Ángela Holguín hablando sobre el tema, y le expresé el apoyo de mi gobierno en temas concretos, como el desminado. Pero también me he reunido con miembros de la sociedad civil. Por ejemplo, con organizaciones de mujeres, como lo hice cuando fui representante especial de ONU Mujeres sobre crímenes relacionados con violencia sexual.

Semana.com: ¿Por qué la perspectiva de género es tan importante para el proceso de paz colombiano?

M. W.: Por un lado, es una cuestión de democracia. Las mujeres son la mitad de la población. Por el otro, la evidencia de otros procesos demuestra que si no se incluye a las mujeres, la paz no es sostenible. Los procesos de paz no pueden consistir en hombres malos perdonando a otros hombres malos en hoteles elegantes.

Semana.com: Hace dos meses el gobierno de Arabia Saudita dijo que usted se estaba metiendo en sus asuntos interiores por sus acciones a favor de los derechos humanos, y la vetó en un foro internacional. ¿Cómo conciliar el pragmatismo político con los objetivos sociales?

M. W.: Lo que sucedió con Arabia Saudita debe verse en un contexto amplio. Es un hecho que los derechos humanos y la democracia están perdiendo terreno en el mundo. Basta echar un vistazo al extremismo y el terrorismo que se han apoderado de regiones enteras, o a los conflictos que rápidamente han degenerado en guerras abiertas. Y eso está acompañado por la persecución de los defensores de los derechos humanos. Es una situación de extrema gravedad que se debe discutir por los canales diplomáticos, pues para eso están.
 
Sin embargo, yo no fui la única que criticó los latigazos que le están dando a un bloguero o la única que ha denunciado la situación de las mujeres, que en Arabia Saudita ni siquiera pueden manejar un carro. Una parte importante de la molestia de ese país, que llegó a retirar a su embajador de Estocolmo, viene de la cancelación de contratos de ventas de armas.
 
Semana.com: La diplomacia sueca ha estado muy activa en Oriente Medio. En octubre del año pasado reconoció al Estado Palestino. ¿Por qué?
 
M. W.: Porque la situación en Gaza y en Cisjordania es tan grave, que en el Partido Socialdemócrata Sueco (al que pertenece) insistimos en que la solución del conflicto pasa por la creación de dos Estados.
 
Pero también porque queremos abrir una ventana de esperanza política. Hoy, los palestinos tienen que escoger entre resignarse a una situación desesperada, o recurrir a la violencia. Por otro lado, somos conscientes de que el reconocimiento nos ha valido el respeto de muchos gobiernos árabes, que ahora nos escuchan más. Y eso está muy relacionado con la pregunta anterior.

Semana.com: El año pasado, las autoridades de su país detectaron un submarino en sus aguas. Muchos temen que sea de nacionalidad rusa. ¿Cómo están las relaciones con el gran vecino euroasiático?
 
M. W.: Detectamos un aparato que iba por debajo del agua, pero no sabemos si es un submarino ni si es ruso. Pero más allá de ese incidente, tenemos una relación muy tensa debido a la anexión ilegal de la península de Ucrania a principios del año pasado. Y eso se ha agravado con lo que está pasando ahora en Ucrania y con la gran cantidad de propaganda por parte de Rusia. Es una situación muy grave. Es nuestra mayor amenaza desde la Guerra Fría y la prioridad en nuestra lista de temas relacionados con seguridad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.