Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/10/09 00:00

MAS QUE ATREVIDO

El diseñador Calvin Klein es criticado de 'porno' por cuenta de su última campaña publicitaria.

MAS QUE ATREVIDO

HASTA AHORA la publicidad de las prendas de Calvin Klein había sido calificada de 'sugestiva, lanzada, original' y hasta 'atrevida'. Pero a raíz del lanzamiento de la última campaña el término que más ha empezado a sonar es el de 'pornográfica' y eso, refiriéndose a anuncios de prendas para gente joven, utilizando púberes modelos, ha encendido una fuerte polémica en Estados Unidos.
De un lado de la controversia está el conocido diseñador estadounidense seguido por las hordas de jovencitos que utilizan masivamente sus prendas de ropa interior, sus jeans y sus colonias. Del otro están los indignados padres de los muchachitos y las acaloradas ligas de la decencia. A primera vista, las vallas que han sido colocadas tanto en los buses londinenses como en las avenidas neoyorquinas muestran simplemente adolescentes en tenis, jeans o ropa interior. Pero en un segundo vistazo se aprecia que los modelos son demasiado jóvenes para posar en forma tan sugestiva y provocadora.
Mientras los adolescentes ven los anuncios de CK como algo natural e inofensivo, los adultos están francamente escandalizados. Y la diferencia de opinión parece ser mucho más que un asunto de la llamada brecha generacional. Algunas cadenas de almacenes han considerado la campaña como 'ofensiva' y han pedido a la firma retirar la publicidad. Varias publicaciones para adolescentes se han negado a pautar sus avisos. Y en diferentes puntos de venta se han presentado grupos de protesta que llaman a un boicoteo para los productos del diseñador.
El primer efecto que ha tenido la encendida polémica ha sido el de proporcionarle a la famosa marca de ropa juvenil una multimillonaria publicidad gratuita, al igual que ha sucedido en el pasado con las agresivas fotografías de Benetton con mensajes sociales sobre Bosnia o el Sida, las cuales habitualmente generan comentarios... y ventas. De hecho, según el Fashion Network Report, las ventas de las prendas de Klein se dispararon en las últimas semanas.
Esta no es la primera vez que Klein recurre al escándalo para promover sus productos. Hace una década, una sensual fotografía de la quinceañera Brooke Shields señalando que no había nada entre ella y sus jeans levantó airadas protestas y reacciones. Luego vinieron las fotografías de Kate Moss desnuda o las de cuerpos masculinos entrelazados, que anunciaban una colonia. Sin embargo, una cosa son las fotografías eróticas y otra muy distinta es hablar de 'explotación sexual de menores'. La semana anterior varias asociaciones de padres de familia de Estados Unidos pidieron al diseñador que revele la edad de sus modelos y enviaron cartas al Departamento de Justicia para solicitar que se investigue si Klein violó con sus avisos las estrictas leyes sobre pornografía infantil.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.