Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/1994 12:00:00 AM

MATRIMONIO BREVE

Chabeli Iglesias y Ricardo Boffil están a punto de confirmar la teoría de que las "bodas del año" no duran ni eso.

LA BODA DE CHAbeli Iglesias con el arquitecto Ricardo Boffil fue, sin duda, el evento social más publicitado del año pasado en España. Y no era para menos. Desde el 3 de septiembre de 1971, cuando llegó al mundo la hija de Julio Iglesias y de Isabel Preysler, los medios de comunicación españoles no han cesado de registrar cada minuto de su vida. En la península ibera no existe una sola persona que no haya visto las fotografías del bautizo, la primera comunión, el primer noviazgo, la primera decepción amorosa de Chabeli y, por supuesto, su matrimonio, un acontecimiento con todas las de la ley, cuyas fotografías fueron compradas, en exclusiva por la revista Hola por una cifra astronómica.
Pero este cuento de hadas está a punto de terminar sin final feliz. Esto confirmaría la teoría de que las llamadas "bodas del año" están condenadas a no durar mucho. Y los ejemplos abundan. La de Carolina de Mónaco y Phillippe Junot, la de Julia Roberts y Lylle Lovett, la de Clark Gable y Carol Lombart, la de Brigitte Bardot y Gunter Sachz, fueron bodas que la prensa registró como el acontecimiento social de la época y que terminaron antes de que la tinta de las revistas se hubiera secado.
Pero la separación de Isabel Iglesias y Ricardo Boffil parece romper todos los récords: seis meses de matrimonio. Todo parece indicar que la unión, celebrada el 12 de septiembre pasado, está a punto de naufragar. Según allegados a la pareja, que reside en Barcelona, recientemente, luego de una pelea con su esposo, Chabeli empacó sus corotos y tomó un avión hacia Miami mientras Boffil se refugiaba en casa de sus padres. Un amigo cercano a la pareja señaló a la revista española Diez Minutos que los amorosos novios de ayer no se soportan como marido y mujer. Y contó,que Chabeli le había confiado: "Ya no sé qué hacer. Estoy tan cabreada que me entran ganas de divorciarme. Ya no me divierto con él ni en la cama ".
Al parecer el drama de la hija de Julio Iglesias tiene que ver con la dependencia de su marido al alcohol y la marihuana. "Ricardo no mejora, ha vuelto a la 'maría'. Cuatro 'porros' diarios y trago. Está bastante mal. Es un niño problemático; esto viene de la infancia. He intentado hablar con él y es imposible", ha dicho Chabeli. Desde hace algunos meses el joven y prometedor arquitecto -hijo de un prestigioso constructor catalán- renunció a su trabajo en una cadena de televisión para dedicarse a escribir una novela. Desde ese momento la carga económica del hogar quedó en manos de Chabeli. Y aunque durante un tiempo la joven estuvo dispuesta a mantener a su marido, la última discusión fue la gota que llenó el vaso.
Según cuentan los allegados a la pareja, los esfuerzos de Chabeli por lograr que su marido busque ayuda profesional para dejar la droga y el alcohol han sido inútiles. De suerte que la niña mimada de Julio Iglesias está viendo negro su futuro como señora Boffil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.