Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/10/2011 12:00:00 AM

Me voy de la política

El Dalai Lama informó el jueves que abandonará su papel político en el gobierno tibetano en el exilio y entregará el poder a un representante electo. AP (Leer más...)

El líder espiritual tibetano, que hizo el anuncio en el aniversario del levantamiento tibetano de 1959 contra el control chino, dijo que había llegado el momento de "devolver mi autoridad formal al líder electo".

Desde hace mucho había había expresado desde hace mucho sus intenciones de que el gobierno en el exilio, con sede en Dharmsala, India, tuviera más poder. Pero en su discurso del jueves expuso un plan formal con los plazos de esa transición, que propondrá reformas a la constitución "para reflejar mi voluntad de devolver mi autoridad formal al líder electo".

Las funciones del parlamento en el exilio tiene previsto comenzar su próxima sesión a fines de este mes.

A cuánto se llegará en ese cambio, sin embargo aun no está claro. El papel político del Dalai Lama es ampliamente ceremonial, un primer ministro electo es el líder formal del gobierno en el exilio, pero el estatus de Dalai Lama supera cualquier otro papel jerárgico.

Los Dalai Lamas fueron por lo general tanto líderes políticos como espirituales en el Tibet, y el actual retiene un estatus casi de Dios antes muchos de sus seguidores.

El Dalai Lama, de 76 años de edad, que huyó del Tibet en medio de la frustrada revuelta, sigue siendo profundamente reverenciado por la mayoría de tibetanos pese a la campaña de décadas desplegada por Beijing para socavar su influencia.

China lo señala como un separatista que intenta acabar con el control chino sobre la región del Himalaya.

El Dalai Lama, que siempre ha insistido que simplemente desea una mayor autonomía para el pueblo tibetano dentro de China, instó a Beijing para que modere su control sobre el Tibet.

"Los tibetanos viven en constante temor y ansiedad", destacó en el discurso. "La actual represión al pueblo tibetano ha provocado un generalizado resentimiento profundo contra la actual política oficial".

Samdhong Rinpoche, el actual primer ministro en el exilio, indicó poco después que la transición política puede que no suceda pronto.

"Pese al pedido de Su Santidad, el pueblo y el gobierno no se sienten competentes para dirigirnos" solos, dijo a los periodistas, calificando la transición de "un largo y difícil proceso".

En el pasado, el parlamento en el exilio le pidió oficialmente al Dalai Lama a que no deponga sus poderes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.