Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/2009 12:00:00 AM

Merecido reconocimiento

El trabajo que desde hace seis años realiza la Fundación AlvarAlice para apoyar proyectos que beneficien a las comunidades más vulnerables del país ha sido objeto de dos importantes reconocimientos. El Congreso de la República le otorgó, a través del vicepresidente de la Cámara de Representantes, Santiago Castro, la condecoración Orden de la Democracia Simón Bolívar en grado Cruz Comendador, por su labor en pro del desarrollo social y económico en Colombia. Y al mismo tiempo la gobernación del Valle le entregó la Orden de las Ciudades Confederadas, por sus aportes al departamento, el mismo donde los hermanos Garcés Echavarría crearon la fundación. “Es un gran estímulo que nos da más legitimidad para seguir consiguiendo fondos nacionales y extranjeros para luchar por estas causas”, afirma María Eugenia Garcés, su actual presidenta. En estos años AlvarAlice ha llevado a cabo importantes iniciativas como el Simposio Internacional de Justicia restaurativa, al que fue invitado el premio Nobel de Paz, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, y en el que se empezó a gestar un programa de convivencia en zonas de conflicto en el sur de Colombia. También desempeñó un papel importante en el proceso para traer al país la primera experiencia tipo Banco Grameen, que otorga créditos a poblaciones de escasos recursos y que con el Grupo Aval empezará a funcionar en Ciudad Bolívar. Su próxima meta es crear un centro comunitario en el distrito de Agua Blanca de Cali, para atender las necesidades de la población desplazada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.