Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/21/1998 12:00:00 AM

METAMORFOSIS

Desde que saltó a la palestra pública Paula Jones ha estado obsesionada con su imagen personal. En 1994, cuando denunció al presidente Bill Clinton por acoso sexual, lucía unos rizos que la hacían ver descuidada. Pero entonces decidió alisar su larga cabellera para aparecer mucho más estilizada y elegante. A principios de este año, cuando tuvo que enfrentarse al presidente en la Casa Blanca, se presentó con sus cabellos rojizos y una espléndida dentadura, producto de un largo trabajo de ortodoncia. Hace un par de semanas la Jones decidió deshacerse de su nariz. Un benefactor anónimo le donó 9.000 dólares para que se sometiera a una cirugía estética y ella no lo pensó dos veces. Aceptó en seguida porque estaba cansada de las constantes burlas acerca de su prominente órgano nasal. Si bien esta mujer no ganó el pleito contra el mandatario, lo cierto es que mejoró notablemente su look y hoy ni el propio Clinton la reconocería.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.