Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2011 12:00:00 AM

Mi primera vez en la gran pantalla: Justin Bieber

El cantante canadiense de pop, Justin Bieber, habla sobre cómo la música y la popularidad en las redes sociales transformó su vida.

Los dos últimos años de mi vida han sido una locura total. Pasé de ser un chico relativamente normal de una pequeña ciudad de Ontario, en Canadá, a convertirme en un artista famoso que ha vendido millones de discos, tiene ocho millones de amigos en Facebook y seis millones de seguidores en Twitter. Pero, aunque suene pretencioso, este nunca fue mi sueño. Simplemente soy un amante de la música y he tenido un talento especial desde pequeño. Aprendí a tocar batería y guitarra solo, a oído, y siempre me gustó cantar. Colgaba en YouTube videos de mis interpretaciones para que los vieran mis amigos y familiares, porque me parecía divertido. Pero jamás pensé que lo que vivo ahora fuera posible, nunca soñé con ser famoso.

Por eso, cuando se tomó la decisión de grabar un documental en 3D sobre mi vida y la gigantesca gira que hice a finales de 2010, de inmediato supe que el título de esta película debía ser Never say never, pues “nunca digas nunca” es uno de mis dichos favoritos. Es imposible saber qué puede pasar en el futuro. En esta cinta, que se estrena en Colombia el 25 de marzo, se pueden ver imágenes de mi infancia, de mi familia, de mis amigos, de cómo me gusta pasar mi tiempo libre, de mis ensayos y, por supuesto, también de las cosas buenas y malas que se viven antes de los conciertos. Sobre todo, me gusta que con este documental mis fanáticos descubren que no soy distinto a ellos, que soy un joven de 17 años como cualquier otro, al que le gustan los
videojuegos, los deportes y hacer bromas con mis dos mejores amigos: Ron y Chaz.

A mí siempre me ha gustado que mis fans sepan acerca de mi vida; por eso, cuento muchas cosas en Twitter, subo videos a la red y tengo contacto directo con varios de ellos. Ante todo, quiero mantenerme sano y cuerdo, porque esta industria puede acabar contigo muy rápido si te descuidas. La fama se te puede subir a la cabeza, sobre todo cuando los videos de tus canciones tienen más de 260 millones de visitas en YouTube. Además, quiero que mi música evolucione y que algún día otros artistas me pidan que componga para ellos. Me encantaría trabajar con Eminem.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.