Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/7/2009 12:00:00 AM

Milagros en Colombia

En días pasados el diario italiano La Repubblica anunció que el Papa Juan Pablo II sería beatificado, el paso anterior a convertirlo en santo, en abril de 2010. El Vaticano ha desmentido ese plazo, pero el padre Federico Lombardi, director de la sala de prensa de la Santa Sede, señaló que la beatificación es un hecho. Sin embargo, aclaró que antes se debían cumplir una serie de procesos, incluido certificar un milagro realizado por intermedio suyo, generalmente una curación súbita inexplicable. En Colombia una mujer de Aguachica, Cesar, ora todos los días para que su experiencia contribuya a que Karol Wotjyla suba a los altares. “Mi sueño dorado es que antes de morir pueda verlo convertido en santo”, dijo a SEMANA Celia Kammerer, de 68 años. Ella cuenta que hace algún tiempo el Nuncio Apostólico la visitó para llevar a Roma detalles de su supuesta curación milagrosa: “Desde el año 2000 empecé a sufrir de una artrosis aguda que me causaba un gran dolor de las piernas. Casi me era imposible caminar y fui tratada con medicamentos e infiltraciones que no me aliviaron”. En 2005 le informaron que era necesario practicarle una cirugía de reemplazo de rodillas muy costosa. “Me la programaron para el 5 de junio, pero el Papa murió el 2 de abril y me acuerdo que me enfurecí y le dije que por qué él se iba fresco y me dejaba a mí sufriendo”. Celina dice que pidió a sus familiares que le pagaran una misa para el 18 de mayo, día del cumpleaños de Juan Pablo II, y entonces llegó la sorpresa: “Yo me acosté con dolor pidiéndole que me curara. Sin embargo, dormí bien y al despertar me levanté sin problema. No lo podía creer...hasta brinqué”. Una sensación similar vivió la religiosa Ofelia Trespalacios de la comunidad de las Hermanitas de los Pobres de San Pedro Claver, quien a sus 96 años recuerda en Medellín claramente el día en que visitó a Juan Pablo II en Roma. “Fue en 1984 y yo sufría desde los 20 años una enfermedad rara que me producía desmayos y me paralizaba. Éramos 14 monjitas y nos hicimos en fila una tras otra. Ninguna hablaba, pero cuando el Papa se me acercó, le dije que me curara una de mis tantas dolencias”. Cuenta que le puso las manos sobre su rostro y oró. “¿Ya me curé?”, dice haberle preguntado al Papa. Este asintió con una sonrisa y la bendijo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.