Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1990/11/12 00:00

MISS UNIVISION AL ALTAR

Angela Patricia Janiot conquista al público norteamericano y a un arquitecto argentino.

MISS UNIVISION AL ALTAR

No todo el mundo tiene la suerte de que el éxito profesional y el afectivo lleguen al mismo tiempo. A Angela Patricia Janiot le sucedió.
No sólo es la primera colombiana y la única ex reina de belleza que ha llegado a ser presentadora del noticiero Univisión, sino que el viernes pasado en la iglesia de San Pío X, cambió argollas con el hombre que- ella está segura- es el de toda la vida.

Fue quizás con Angela Patricia con quien empezó el boom de candidatas al reinado trabajando en televisión. A partir de la buena acogida que tuvo su imagen en el medio, los directores de noticieros y de programas empezaron a echarle mano al recurso de la belleza como gancho de audiencia. Después de la Janiot, son varias las candidatas que han cambiado las pasarelas por los estudios, bien sea como presentadoras, como actrices yo como modelos. Sin embargo, de todas, sólo Angela Patricia se mantiene en el estrado del periodismo televisado.

Cuando en 1983 le ofrecieron representar a su departamento en el reinado nacional de Belleza en Cartagena, ella pensó que su participación sería una experiencia más sin mayores consecuencias. Sin embargo, la exhibición nacional que le dieron las pasarelas y el resultado del evento -quedó de virreina-, la pusieron en la mira de los cazadores de caras bonitas. Desde entonces no ha parado de trabajar ni un día y la tal experiencia sin consecuencias, se convirtió en el comienzo de un oficio que la está llevando lejos.

Una vez obtenida la licencia de locución entró a la pantalla chica por la puerta grande de la presentación de un noticiero. Allí, Angela Patricia demostró tener una credibilidad en el público que no venía únicamente de la buena figura. Su olfato, entonces, le dictó ir más allá y entró a estudiar Comunicaciones en la Universidad de la Sabana.Como su éxito en pantalla era un hecho, le llovieron propuestas que ella fue aceptando a manos llenas retando todas las posibilidades físicas de repartir el tiempo. A la vez que presentaba el noticiero Kriptón, grababa dos programas de televisión -Testimonio y Momento Cultural de la programadora Punch-y era jefa de relaciones públicas de la Editorial Planeta.A pesar de eso, guardaba tiempos en el año para salir del país de vez en cuando. En uno de esos viajes conoció a Miguel Yelos, un arquitecto argentino radicado en Los Angeles.

Fue en Punta del Este, Uruguay, y aunque el encuentro resultó corto, la intensidad del flechazo quedó confirmado cuando, de regreso a su apartamento en Bogotá, encontró un gigante arreglo de rosas que prometían más encuentros. El teléfono mantuvo vivo el contacto hasta el día en que ella decidió darse una vuelta por Los Angeles. Esa vuelta sellaría el rumbo de su carrera profesional y el de su vida afectiva.

Su viejo amigo, Jorge Ramos, el conocido presentador del noticiero de la cadena Univisión que vemos en TV Cable, le sirvió de contacto para que le permitieran visitar los estudios del noticiero en Los Angeles. Fascinada con lo que vio, Angela Patricia le dejó a Ramos el encargo de mantener prendidas las antenas en caso de que se abriera un posible espacio para ella en la Cadena.
Entretanto, estrechó lazos con Miguel Yelos y lo que originalmente había sido un ramo de rosas, fue convirtiéndose en serias promesas de boda. La víspera de regresar a Bogotá con el corazón ya comprometido, Jorge Ramos le avisó que la presentadora local del noticiero en Los Angeles había renunciado y la empresa estaba haciendo pruebas a nuevas aspirantes. Con el tiquete de regreso en la mano, asistió a la prueba y después tomó el avión sin conocer la respuesta. Ya en su casa, sonó el teléfono y cuando ella esperaba oír la voz de Miguel al otro lado, se encontró con la noticia de que había sido elegida entre 15 aspirantes, la mayoría mexicanas, para ser la presentadora oficial del noticiero local de Univisión en Los Angeles.

Era imposible que las cosas resultaran mejor. Trabajo y amor bajo el mismo techo.
Este año, tras graduarse de comunicadora en la Universidad de la Sabana, hizo maletas y aterrizó en Los Angeles dispuesta a pagar la primiparada no sólo en su nuevo oficio, sino también en su nueva vida. Para esos efectos, Miguel demostró que sería un marido devoto, llevándola de la mano en sus primeros pasos por el país del norte.Seis meses después, los habitantes de la ciudad californiana, ven a Angela Patricia Janiot leyendo los sucesos en el noticiero de las 6 de la tarde y en el de las 10 y media de la noche. Su área informativa es básicamente la internacional, pero su esfuerzo lo invierte en la producción de series de informes especiales para incluir en la emisión diaria. Aunque en un comienzo no encontró mayores dificultades, tuvo que hacer un rápido aprendizaje, no tanto de la operación del noticiero, cosa que ya conocía, como de los diferentes aspectos y personalidades de la vida de la ciudad."Me producía pánico pensar que, en un momento dado, se dañara uno de los informes y a mí me tocara improvisar sobre los sucesos o las personas de una ciudad que no conocía" .
El equipo de trabajo en el noticiero está formado, básicamente, por norteamericanos de padres latinos de diferentes procedencias que conocen bien el español pero poco lo usan. Por lo tanto, los consejos de redacción del noticiero eventualmente se convierten en sesiones más propias de la Academia de la Lengua, en las que hay que decidir si un gran hoyo en el piso lleno de agua se dice piscina, pileta, alberca o pozo.
Profesionalmente Angela Patricia, aunque no se queja de su suerte, espera poder llegar algún día a la Cadena, no sólo porque cuenta con una mayor audiencia, sino porque los temas son de mayor envergadura." En la información local la noticia más caliente que se tiene en un día es la de un loco metido en un McDonals que amenaza suicidarse. No sé si será una deformación profesional creada por la magnitud de noticias violentas que tenía que presentar en Colombia, pero la información de una ciudad como ésta le deja a uno la impresión de que, entre comillas, no pasa nada".
De las pasarelas del reinado a los estudios de Los Angeles y, ahora, el altar, la Janiot ha recorrido un camino exitoso que pocas colegas de corona pueden contar. Pero antes de pretender pasar de la estación local a la cadena nacional de Univisión, Angela Patricia va a tener que desempeñar el papel de esposa que asumió la semana pasada y el que está dispuesta a representar con la misma seguridad con que presenta las noticias. Dada la tenacidad que ha demostrado en sus empeños, no sería raro que dentro de poco empiece a salir leyendo las noticias de Univisión en TV Cable, una feliz señora de Yelos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.