Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/08/24 03:00

Misterio sin fin

Aunque en 2006 las autoridades concluyeron que Diana de Gales murió en un accidente, por primera vez Scotland Yard evalúa una teoría según la cual la princesa fue asesinada por un servicio secreto británico.

Diana de Gales murió en París a los 36 años y todavía es recordada como el miembro más querido de la monarquía británica. Foto: AFP

El carro se estrelló contra una de las columnas del túnel a 120 kilómetros por hora. El golpe fue tan fuerte que el vehículo quedó absolutamente aplastado. La bocina no dejaba de sonar porque el cuerpo de Henri Paul, el conductor, atrapado entre el asiento y el volante, lo estaba presionando.

En medio de una nube de humo y un fuerte olor a quemado, encontraron a la princesa Diana, todavía viva, en el piso del carro y con la cabeza entre los asientos delanteros. Las perlas de su pulsera estaban esparcidas por el suelo. Su novio, Dodi Al-Fayed, ya estaba muerto. Las ambulancias llevaron rápidamente a Diana al Hospital de la Pitié-Salpêtrière, pero no pudieron salvarla. 

Desde la noche del 31 de agosto de 1997, cuando murió Lady Di en París, el mundo no se ha dejado de preguntar por qué la muerte le llegó tan temprano a una mujer hermosa, adorada por el pueblo británico y madre de dos pequeños príncipes. Aunque ya las autoridades han dado la versión oficial de cómo y por qué sucedió el accidente – por  exceso de velocidad y la ebriedad del conductor–, muchos no se resignan y crean sus propias hipótesis. 

Cerca del aniversario 16 de su muerte aparece una nueva teoría: el Servicio Aéreo Especial británico (SAS por sus siglas en inglés) supuestamente planeó el accidente en el que Diana perdió la vida. Lo sorprendente es que esta vez Scotland Yard (la Policía de Investigación de Londres) ha dicho que está evaluando y analizando esa posibilidad, aunque asegura que aún no ha reabierto la investigación. 

La teoría surgió a partir de una carta enviada en 2011 al SAS por los suegros de un miembro de ese organismo, a quien hoy se conoce como el soldado N. En ella afirmaban que su yerno era inestable desde que regresó de Afganistán y que, entre otras cosas, aseguraba que el SAS había planeado la muerte de Diana. 

En un principio la carta pasó desapercibida, pero cuando el hombre fue llamado a testificar en un caso de tenencia ilegal de armas, la carta salió a la luz como prueba de que su testimonio no era confiable. 

Mohamed Al-Fayed, el padre de Dodi, siempre ha alegado que Felipe de Edimburgo, el esposo de la reina Isabel II, mandó matar a Diana para evitar que tuviera una relación con un musulmán. Una carta que la princesa escribió a su mayordomo refleja su miedo a que el príncipe Carlos intentara sacarla del camino para poder casarse con su amante. Quienes apoyan la teoría de la conspiración creen que ambas opciones demuestran que, de cualquier forma, la corona británica quería deshacerse de Diana.  

El soldado N, el causante de la resurrección de la hipótesis,  estuvo preso hasta el mes pasado por ingresar armas ilegalmente al Reino Unido desde Irak y Afganistán. Además, fue uno de los sospechosos del asesinato de un civil en Irak en 2004. 

En la carta sus suegros cuentan que este repetía que alguien lo estaba persiguiendo y se sentía amenazado constantemente. Se ha especulado que el soldado N puede estar sufriendo de estrés postraumático, pero el doctor Roger Pitman, profesor de Psiquiatría en Harvard, le dijo a SEMANA que los síntomas más comunes de los militares con ese desorden “son pesadillas y querer evitar situaciones que les recuerden la guerra. La paranoia y el comportamiento errático son inusuales”. 

Aunque para muchos la teoría y el personaje que la respalda son poco creíbles, hay quienes lo han tomado como un paso que los acerca a descubrir qué sucedió esa noche en París. “La información viene del propio SAS, eso es significativo. Oficiales del MI6 (Servicio de Inteligencia británico) fueron enviados a París un mes antes de la muerte de Diana y se sabe que el MI6 usa al SAS para desarrollar sus operaciones”, explicó a esta revista John Morgan, autor de una serie de libros sobre los complots alrededor de Lady Di. 

Como Morgan, muchos seguirán especulando si fue o no un accidente, así como cada tanto tiempo se producen teorías conspirativas sobre la muerte de otros célebres personajes como Marilyn Monroe y John F. Kennedy. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×