Lunes, 23 de enero de 2017

| 1999/10/25 00:00

MUERE UNA LEYENDA

MUERE UNA LEYENDA

La muerte le devolvió la fama y el respeto a Raisa Gorbachova, la esposa de Mijail
Gorbachov, el último presidente de la Unión Soviética, quien falleció el 20 de septiembre en Alemania a los 67
años. El actual presidente Boris Yeltsin, quien la había criticado y ridiculizado, envió un avión para trasladar
sus restos a Rusia, y los diarios y la opinión pública, que en vida la odiaban, lamentaron su deceso. Raisa,
que se perfumaba con Opium y lucía modelos de Yves Saint-Laurent y Pierre Cardin, se hizo famosa
en los años 80. Con su imagen sofisticada compitió con Nancy Reagan, entonces primera dama de Estados
Unidos, conquistó a Occidente y ayudó a romper los cimientos de la guerra fría. Raisa y Mijail se conocieron
a los 19 años en un baile de estudiantes. Tuvieron una única hija, Irina, y su amor duró 46 años. Raisa fue
enterrada en el cementerio moscovita de Novodevichie, reservado a las grandes personalidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.