Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/03/03 00:00

Muerte a la Vatel

François Vatel paso a la historia no sólo por ser el chef más importante de su época en Francia sino por la manera en que murió.



François Vatel paso a la historia no sólo por ser el chef más importante de su época en Francia sino por la manera en que murió. Como su fama lo precedía, al punto de ser llamado el Gran Vatel, le encomendaron la misión de dirigir un banquete de tres días que daría el rey sol, Luis XIV, en honor de toda la monarquía francesa. Durante el primer día los más de 2.000 invitados se deleitaron con los platillos del creador de la crema chantilly. Pero al segundo día todo se echó a perder cuando el encargado de llevar el pescado fresco no apareció. Al ver la impaciencia del rey, Vatel se suicidó en su cocina para evitar ver mancillado su prestigio. Algo similar ocurrió esta semana. Siguiendo su ejemplo Bernard Loiseau, chef y dueño de un prestigioso restaurante de la región de la Borgoña francesa, se disparó con su escopeta después de que la guía GaultMillau, una de las biblias gastronómicas de Francia, bajó la calificación de su restaurante de 19/20 a 17/20. Muchos chefs se han solidarizado con su colega, culpando a la guía de ejercer una presión insoportable sobre los profesionales de la cocina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.