Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/08/03 00:00

Mundo salvaje

Con la muerte de Uday y Qusay, los hijos de Saddam Hussein, los más escandalosos detalles sobre sus vidas han salido a la luz pública.

Se ha dicho que ostentaban su riqueza paseándose por el centro de Bagdad en un Rolls-Royce rosado. Que desde ese auto señalaban a las mujeres, preferiblemente vírgenes, que deberían ser llevadas a su palacio esa misma noche. Que los futbolistas de la selección iraquí que no tenían un buen rendimiento eran torturados, colgados cabeza abajo y golpeados fuertemente en la planta de los pies. Pues ahora el periódico más prestigioso del mundo, The Times de Londres, en su edición dominical, acaba de publicar en primera página un artículo en el que se afirma que además arrojaban a sus enemigos a los leones para que fueran devorados, técnica que principalmente utilizaba Uday. Según el diario británico la información proviene de un ex guardaespaldas recientemente entrevistado, quien actualmente huye de las fuerzas norteamericanas. El hombre contó que Uday le ordenó llevar a dos estudiantes de 19 años a una de sus fincas y meterlos en una jaula con leones. "Vi cuando la cabeza del primer estudiante fue literalmente arrancada del cuerpo con el primer mordisco", recordó. Los jóvenes habían cometido el error de competir con Uday por la atención de unas mujeres que él había escogido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.