Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2010/07/10 00:00

Murió ‘el Inmortal’

Murió ‘el Inmortal’

Mohamed Oudeh fue perseguido durante años por agentes secretos del Mossad israelí con orden de masacrarlo y recibió 13 tiros a dos metros de distancia en un café de Varsovia, Polonia. Sin embargo, el arquitecto del sangriento ataque a la delegación israelí en los Juegos Olímpicos de Múnich 72, que dejó 13 atletas muertos, paradójicamente no fue asesinado, sino que murió por causas naturales la semana pasada en un hospital de Damasco, capital de Siria, a los 73 años. Oudeh, también conocido por su nombre de guerra, Abu Daoud, creció en un barrio árabe dentro de Jerusalén y fue profesor de física y matemáticas en un colegio hasta que, tras la guerra de 1967, Israel se adueñó de la zona y él decidió unirse a la lucha armada palestina. Después del golpe de Múnich, Israel ordenó asesinar a todas las personas involucradas en la operación. Entonces Daoud fue perseguido por medio mundo y se salvó de morir abaleado, por lo que muchos comenzaron a llamarlo 'el Inmortal'. Poco antes de su muerte, Daoud dejó claro en una de sus últimas entrevistas que cedía a sus descendientes la bandera de su lucha: "Hoy no puedo pelear más contra ustedes (Israel), pero mis nietos lo harán y los nietos de mis nietos también".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.