Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2011 12:00:00 AM

Murió el periodista Alberto Zalamea

A los 82 años falleció la mañana de este viernes el periodista, quien fue director de las revistas SEMANA y Cromos.

El periodista y escritor Alberto Zalamea murió este viernes a los 82 años. La salud del periodista se deterioró desde hace cinco meses, cuando fue sometido a una cirugía de cadera.

"Se fue debilitando poco a poco hasta que hoy murió. No fue traumático, no era una enfermedad que causara dolor", le contó a Semana.com la esposa del escritor, Cecilia Fajardo.

En 1991, Zalamea fue miembro de la Constituyente en la Asamblea Nacional que dio origen a la Constitución y también fue diplomático en Italia, Costa de Marfil y Venezuela, así como ministro ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Hasta el año 2005, fue decano de la facultad de comunicación social de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Después de retirarse, mantuvo su disciplina para leer y escribir.

La velación se realizará en la funeraria Gaviria, en Bogotá. El domingo se realizará una misa en la capilla del colegio Gimnasio Moderno a las 10:00 a.m.

Hombre de letras

Zalamea fue un apasionado por la noticia y conoció los medios en todos sus niveles: fue reportero, redactor, editorialista, columnista y corresponsal.

En su momento, fue el jefe de redacción más joven del periódico El Tiempo, el último director de la revista SEMANA en su primera etapa y el fundador de la revista La Nueva Prensa en los años 60.

Se caracterizó por ser una pluma ágil e independiente y sus veleidades izquierdistas en los días de la revolución cubana le trajeron no pocos problemas. Cuando era director de SEMANA en 1960, por ejemplo, tomó la decisión de sacar a Fidel Castro en portada, haciendo un análisis de los inicios del proceso revolucionario.

Fue tal la conmoción que produjo esa decisión periodística, que los anunciadores en bloque retiraron la pauta y los propietarios cerraron la revista, que dejó de circular hasta su reaparición más de 20 años después.

Cuando fundó La Nueva Prensa, apoyó la línea "dura" de Álvaro Uribe en el MRL, que propiciaba una alianza con el comunismo, contra la línea "blanda" de Alfonso López Michelsen. Con el transcurso del tiempo, sin embargo, su ideología se fue moderando.

Luego llegaron sus años de ejercicio diplomático que lo hicieron reconciliarse con el establecimiento, al punto de convertirse, con otros izquierdistas desilusionados como Plinio Apuleyo Mendoza y Carlos Lemos Simmonds, en uno de los intelectuales de derecha del país.

Su prestigio en este campo lo llevó a figurar en las listas de la Constituyente por el Movimiento de Salvación Nacional de Álvaro Gómez y allí su equilibrio y sensatez lo convirtieron en una de las voces más respetadas de la Asamblea, aunque, según recuerda su esposa, fue lo único que no firmó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.