Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/01/20 00:00

Nada es perfecto

Nada es perfecto

El matrimonio de la dos veces ganadora del Oscar a mejor actriz Hilary Swank y su esposo Chad Lowe parecía una de las pocas buenas y duraderas relaciones en Hollywood, pero su anuncio de separación, la semana pasada, acabó con esta ilusión. El publicista de Swank fue quien dio la noticia por medio de un comunicado de prensa en donde decía: "Hilary y Chad han decidido separarse, pero esperan poder superar este difícil momento". El publicista del también actor Lowe anunció que él no daría declaraciones. No se sabe qué llevó al fin de esta unión de más de ocho años, que logró sobrevivir a duras etapas, cuando ambos actores luchaban por reconocimiento y buenos papeles, antes de que Hilary lograra el papel en Boys don´t cry que le valió su primer Oscar. En ambas oportunidades, mientras ella recibía el galardón, las cámaras enfocaban al emocionado Lowe que no lograba contener las lágrimas al ver a su esposa triunfar. Esta imagen no se repetirá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.