Martes, 17 de enero de 2017

| 2007/02/17 00:00

No eran hermosos

La historia ha plasmado a la reina Cleopatra como una de las mujeres más hermosas de todos los tiempos. Su amante, el romano Marco Antonio, ha sido descrito como todo un galán de facciones masculinas.

La historia ha plasmado a la reina Cleopatra como una de las mujeres más hermosas de todos los tiempos. Su amante, el romano Marco Antonio, ha sido descrito como todo un galán de facciones masculinas. Desde la obra de William Shakespeare hasta la películas de Hollywood la imagen de esta pareja legendaria ha estado plagada de atracción carnal y belleza en su máxima expresión, como quedó claro en la famosa cinta protagonizada por la divina Elizabeth Taylor y el guapísimo Richard Burton. Pero una moneda del año 32 antes de Cristo podría demostrar que este hito de la estética no es más que una mentira alimentada por la imaginación de la humanidad durante más de 2.000 años. El denario, que se encuentra en exhibición en el museo de Shefton de la Universidad de Newcastle desde el 14 de febrero, muestra el perfil de Cleopatra por un lado y el de Marco Antonio por el otro. Y la gran sorpresa es que ninguno coincide con la idea de belleza que se maneja en el mundo occidental. Ella habría tenido la quijada y la nariz bastante grandes y los labios muy delgados, él, por su lado, habría tenido una nariz puntiaguda, ojos saltones, y un cuello bastante grueso y corto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.