Sábado, 21 de enero de 2017

| 2006/02/12 00:00

Nombre de reina

El nacimiento de la infanta Leonor hace pensar a los españoles en reformar la Constitución para que ella herede el trono. Pero es muy temprano para saber si algún día llegará a reinar.

Nombre de reina

Leonor, la primogénita de los príncipes de Asturias, ha desatado desde su nacimiento fuertes aires reformistas para cambiar la Constitución y convertirse en la futura reina de España. Esta bebé "gordita, redonda y bastante llorona", según su abuela, la reina Sofía, tiene revolucionado el país, al punto que los organizadores del Premio Príncipe de Asturias están pensando cambiarle el nombre al galardón y ponerle Premio Princesa de Asturias. "Esta nena no sólo llegó con el pan, sino con una reforma constitucional bajo el brazo para asegurarse el trono", dijo a SEMANALuis Aguiar de Luque, catedrático y consultor del Consejo General del Poder Judicial de España. Pese a que los sondeos dicen que 50 por ciento de los españoles respaldan la monarquía y 50 por ciento están en contra, Leonor ha conseguido el consenso de los partidos a su favor. El presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, se declaró dispuesto a apoyar la reforma "para garantizar que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres", y el líder del opositor Partido Popular, Mariano Rajoy, también se mostró favorable y fue a la clínica Rúber de Madrid a conocer a Leonor y a declararle, según dijo, "mi lealtad y la de mi partido a la Corona". La Constituciónde 1978 impide que las mujeres accedan al trono. La reforma que beneficiará a Leonor es complicada y sólo se emprenderá al final de la actual legislatura, que acaba en 2008. Para ello, necesita el apoyo de dos tercios del Congreso y el Senado, tras lo cual hay que disolverlos, convocar a nuevas elecciones. El nuevo Parlamento tiene que aprobar otra vez esta reforma, que deberá ser ratificada en referéndum por los españoles. Dinamarca, Noruega y Bélgica ya reformaron sus constituciones para que las primogénitas puedan reinar, y se da por seguro que España siga esta línea. La primera favorecida sería Leonor, por ser segunda en la línea de sucesión después de su padre el príncipe Felipe. Así, dentro de algunas décadas el mundo tendría cinco reinas: Elizabeth, en Bélgica; Catharina, en Holanda; Ingrid, en Noruega; Leonor, en España, y probablemente Aiko en Japón, donde piensan cambiar la normativa para que ella herede el trono imperial. Los aires reformistas traídos por Leonor han querido ser capitalizados por los independentistas del País Vasco y Cataluña para pedir que se aproveche para reformar 'a fondo' la Carta y se dé mayor autonomía a las regiones. Y para completar, los líderes de Cataluña le llaman 'Elionor' en lengua catalana. Sin embargo, aunque los independentismos mantenían en guerra verbal a Zapatero con Rajoy, con el nacimiento de Leonor los partidos se han unido para hacerla reina. La única voz en contra ha sido la del líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien resaltó el origen republicano de su grupo y dijo que no apoyará una reforma que siga privilegiando a una sola familia para ocupar la jefatura del Estado. Y es que a pesar de que esta monarquía es sólida, es vista como un factor de unión del país, y su imagen no se ha enlodado por escándalos, como la británica, muchos especialistas y ciudadanos consideran que en pleno siglo XXI es una institución anacrónica, y su permanencia en el tiempo podría ser incierta. Para que Leonor llegue al trono, Felipe tendrá que suceder al rey Juan Carlos, lo cual parece muy probable. Leonor vendría a ser reina a mediados de este siglo, y aún es muy prematuro para saber si la monarquía sobrevivirá hasta entonces, más cuando un dicho popular reza que España no es monárquica sino juancarlista. Hoy por hoy, quizá por la euforia del momento, los españoles están seguros de que Leonor reinará. "Con toda seguridad Leonor reinará más años que el príncipe Felipe, porque en general los reyes europeos se han vuelto más longevos y sus herederos se han ido envejeciendo sin vislumbrar cuándo asumirán el poder, si es que algún día les llega; todo esto beneficia directamente a las nietas y los nietos, como Leonor", dijo SEMANA el experto en la dinastía de los Borbones José Infante. Hoy Juan Carlos tiene 67 años y podría gobernar incluso dos décadas más. Para entonces, Felipe tendría 57 años, y Leonor, 20, y toda una vida para reinar. Aunque Infante advierte que históricamente a los Borbones "la mano del destino los ha castigado con dramáticas muertes, conflictos dinásticos, enfermedades hereditarias, accidentes mortales y renuncias obligatorias", el escritor insiste en que la monarquía ha comprendido que "debe renovarse con sangre nueva o morir". La primogénita de los príncipes de Asturias, a quien la prensa y los políticos españoles ya llaman "la infanta doña Leonor", sería la cuarta reina de España. Seguiría a Isabel I, la Católica (1451-1504), quien reinó durante 30 años; a Juana I, conocida como Juana la Loca (1479-1555) por sus celos y mal de amores que nunca le permitieron gobernar; y a Isabel II (1830-1904), quien fue destronada . Leonor pronto será bautizada con agua del río Jordán, traída por frailes franciscanos y bendecida por los obispos. Ya se sabe que su educación incluye el paso por los tres ejércitos (infantería, marina y fuerza aérea), pues el trono lleva aparejada la comandancia de las Fuerzas Armadas. Y ahora se ha extendido el rumor de que sus lloriqueos son el reclamo de la igualdad de las mujeres en el trono. Las mujeres y las feministas están felices . "Hace años era impensable que hubiera ministras, pero ahora habrá también igualdad en la sucesión , y cualquier niña podrá verse reflejada", aseguró la portavoz del Ministerio de Trabajo, Soledad Murillo. La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, señaló que el nacimiento no obliga a acelerar la reforma para equiparar a hombres y mujeres en la sucesión, "pero es bueno poner la Constitución a la altura de su tiempo". La prisa para la reforma se debe a que si de aquí a 2008 los príncipes tienen un varón, Leonor perderá su oportunidad. Pero las feministas creen que Letizia Ortiz, que encarna la modernidad, sabrá cuidarse de un nuevo embarazo. Felipe ha dicho que quiere tener cinco hijos, pero Letizia afirma que sólo quiere dos, o máximo tres. Sin embargo, ya han surgido voces contra la versión de igualdad que se maneja para reformar la Constitución. "De la reforma sólo puede beneficiarse una persona: Leonor de Borbón Ortiz. España se vanagloria de una democracia, pero tiene de hecho dos constituciones, una que rige para la familia real, y la otra, para el resto de nosotros", dijo a SEMANA el intelectual republicano Rafael Torres, prolífico autor. No obstante, Leonor cuenta ya desde su cuna con la mayoría parlamentaria y el apoyo popular para reformar la Constitución, aunque este posible cambio no es certeza de que reinará. Y si lo logra, ¿cómo lo hará? ¿Reinará como Isabel la Católica, que inició la expansión del imperio español, o fracasará como Juana la Loca e Isabel II?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.