Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1999/03/29 00:00

NUESTRO HOMBRE EN LA HAYA

El abogado Juan Daniel Jaramillo es el colombiano más joven en hacer parte de los organismos <BR>judiciales de La Haya.

NUESTRO HOMBRE EN LA HAYA

Apenas cinco colombianos en la historia han llegado a actuar, dentro del sistema de Naciones
Unidas, en los organismos judiciales de La Haya: Francisco José Urrutia, José Joaquín Caicedo Castilla,
Eduardo Valencia Ospina, Rafael Nieto Navia y Juan Daniel Jaramillo. Sin embargo sólo este último lo ha
hecho sin haber cumplido todavía los 40 años.Graduado en derecho de la Universidad de los Andes, con
magister en leyes y finanzas públicas y en economía y desarrollo económico de las universidades de Harvard
y Vanderbilt, este bogotano de pura cepa y talante conservador ha destinado buena parte de su carrera
a trabajos que tienen que ver con la aplicación del derecho militar y humanitario en conflictos tan delicados
como el de la antigua Yugoslavia y Ruanda, además de participar en la redacción de acuerdos tan
trascendentales como el convenido entre las Naciones Unidas y el gobierno de los Países Bajos para el
establecimiento de la primera cárcel internacional. Tradicionalmente la labor de los organismos judiciales de
la ONU en La Haya ha permanecido más bien ajena y distante para los colombianos. No obstante cada día
sus decisiones afectan más directamente al país en la medida en que no sólo estos organismos han tenido un
crecimiento vertiginoso en los últimos 10 años _con más de 1.000 funcionarios_ sino que el llamado know-how
contemporáneo en derecho internacional privado, derecho militar, derecho humanitario y derecho
internacional público se genera allí. Jaramillo es consciente de ello y no por otro motivo tiene pensado
abandonar su privilegiada posición en La Haya para regresar a Colombia a poner en práctica las experiencias
recogidas en Naciones Unidas en la modernización del país en el área judicial. "Por lo menos ese es mi
deseo", dice Jaramillo, quien a pesar del prestigio que le representa su cargo actual ha preferido su tierra a la
toga almidonada de La Haya.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.