Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/24 22:19

Mel Gibson se reconcilia con Hollywood

Después de diez años, el actor termina su tratamiento de alcoholismo, será padre nuevamente y estrena una nueva película.

El director Mel Gibson junto a los actores Andrew Garfield y Teresa Palmer. Foto: AFP

Mel Gibson reconocido por películas como Corazón Valiente, El patriota y La pasión de Cristo vuelve a Hollywood como director y protagonista de Hacksaw Ride, su primera película después de diez años de ausencia.

Gibson, de 60 años, había dejado de ser uno de los rostros más cotizados de la pantalla grande porque se convirtió en el paria de la industria, una persona con la que durante años nadie quiso trabajar.

El protagonista de películas como Lo que ellas quieren dejó ver expresiones racistas contra los racistas contra los judíos y otras minorías mientras fue arrestado en 2006 por conducir ebrio. Se mofó abiertamente de los homosexuales y se comportaba de forma grosera con la prensa.

Le sugerimos: Mel Gibson presenta nueva película, ¿el paria regresa a Hollywood?

Aparte de sus escándalos públicos, su vida privada también era un desastre. Se divorció de su esposa Robyn Moore, con quien convivió durante 31 años, con quien tuvo siete hijos. Luego tuvo una tortuosa relación con la cantante rusa Oksana Grigorieva, madre de su hija Lucía, de seis años. Grigorieva le acusó de maltrato y publicó un video en el que aparecía el actor en uno de sus ataques de rabia.

Ahora, después de diez años, el actor dice que superó su adicción al alcohol gracias al programa de Alcohólicos Anónimos. Todos vieron de nuevo con buenos ojos a Gibson cuando apareció por el Festival Internacional de Venecia junto a la escritora Rosalind Ross, de 25 años, con quien mantiene una relación desde hace dos.

Hacksaw Ridge, en la que también participa el gran actor Sean Penn, está basada en la historia real del sargento del Ejército de EE.UU. Desmond T. Doss, un cristiano concienciado que se negó a portar armas en el frente y que, sin embargo, fue condecorado con la Medalla de Honor por el presidente Harry S. Truman, por haber salvado la vida a más de 75 hombres bajo el constante fuego enemigo durante la brutal batalla de Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial.

Ver tráiler:


Hollywood parece haberle perdonado todas las imprudencias a Gibson luego de que durante años solo sus amigos más cercanos, Jodie Foster o Robert Downey Jr., se atrevían a hablar bien de él en público.

“Conozco a Gibson desde hace muchos años y su talento como realizador es indudable”, dijo a The Hollywood Reporter la presidenta de marketing internacional en Warner Bros, Sue Kroll. El productor de su último filme, David Permut, va aseguró que Gibson ha sido “malinterpretado” por aquellos que no lo conocen. “Pregunta a los que trabajan a su lado: serían capaces de tirarse al tren por él”, añadió Permut, homosexual y judío que ha perdonado al director. “El tiempo lo cura todo”, resumió.

Así es como la vida le vuelve a sonreír a Mel Gibson. Además de su reconciliación con Hollywood en los próximos meses nacerá su noveno hijo, al que está feliz de recibir como un hombre nuevo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.