Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/1989 12:00:00 AM

PA' TODA LA VIDA

Una autobiografía y una miniserie de TV, ponen otra vez de moda a Maria Dolores Pradera.

Los seguidores de Maria Dolores Pradera, ante el anuncio de su autobiografía y una miniserie en la televisión española sobre sus canciones y su vida, sólo esperan que ambos trabajos reflejen buena parte del humor negro de una mujer que estuvo varias semanas atrás en Colombia.
Las anécdotas abundan y una de las más recientes tiene que ver con su amiga Sara Montiel, quien le dijo: "Qué piel tan bonita te dejó tu madre", y la otra le respondió con una carcajada: "Pues, mira, me hubiera gustado más que me dejase un lobanillo con cuatro pelos aquí en el pomulo y una fínca bien grande en Cáceres". Así es ella, burlándose de todo, hasta de sus antecesores a quienes califica siempre como una familia "ilustradilla y finolis pero sin un duro".

María Dolores Pradera, uno de los grandes mitos de la canción actual, ha estado escribiendo con la ayuda de una periodista española lo que ella misma consídera un género híbrido entre memorias, chismes y simples anotaciones al margen. Ya tiene editorial y un anticipo asegurado, y uno de los capítulos está dedicado a los hombres, y uno de los recuerdos al incidente que vivió con uno de ellos: una noche estaba con uno de sus más recientes pretendientes, van por la autopista y repentinamente detiene el automóvil en un lugar solitario: "Yo, claro, me alarmo porque no me gustaba nada el lugar ni me gustaban las clrcunstancias, y aunque ya no sea virgen siempre hay algo que perder. Pero fue una falsa alarma". El acompañante enciende el equipo de sonido y le hace escuchar sus propias canciones pero cantadas por él. La anécdota sigue: Maria Dolores escucha con educación esa versión de sus temas y de repente oye que el galán ha sustituido en la grabación una parte del texto por un tralarala. Le pregunta por qué y el otro responde: "Es que como vocalizas tan mal, ahí no se te entiende". Otra cantante se hubiera sentido herida en su amor propio pero ella cuenta esta anécdota y la aumenta con un comentario sarcástico: "Nadie puede acusarme de vocalizar mal porque mis discos son usados en las universidades norteamericanas para la enseñanza del español".

La miniserie contiene varias entrevistas con la artista y habla sobre uno de sus temas favoritos, los hombres y sobre todo, las relaciones de los hombres con el éxito de una mujer como ella: "En general, al hombre, sea de donde sea, le molesta que la mujer tenga éxito, pequeño o grande. He vivido esa experiencia varias veces. Se te acercan porque te han visto en un escenario y todo eso les parece bonito y a lo mejor se han sentido deslumbrados. Pero resulta que esas mismas circunstancias, cuando estamos más cercanos, les molestan. Todo eso es muy complicado. Siempre resulta lo mismo: presentan un ultimátum: o la tumba o yo o el escenario. Siempre me quedo con el escenario". Estas circunstancias empeoran cuando los pretendientes son del oficio y como dice ella, "tiene que ser un hombre muy superior, o muy distinto, un Einstein, para que ese éxito pueda ser tolerado".

Junto con la autobiografia, la miniserie y otros proyectos, tiene tres discos en producción. No tiene prisa y se siente sola en medio de los artistas españoles, después de haber dejado el teatro veinte años atrás. De los tres nuevos discos, sólo ha grabado tres canciones, con los folcloristas Los Sabandeños, y hay un tema con José Carreras, en un poema de Gil de Biedma, musicalizado por Parera Fons. Y hay una canción de Maria de Mar Bonet que ambas cantan, en catalán y castellano. Y otra canción del repertorio de Miguel de Molina, y otra de Rafael Duyos y habrá canciones de México donde ella se encuentra ahora.

Estudió en el Instituto Escuela, en Madrid, tuvo numerosos amigos budistas y fue una niña feliz porque los padres la dejaron ser una niña. El padre era un viajero impenitente, cruzaba varias veces el océano para hacer negocios en países latinoamericanos y en algunas ocasiones se la trajo con él. Vino la guerra civil, tenía nueve años y se ganaba la vida entreteniendo a los niños del barrio con marionetas y personajes creados por ella, entre otros, Petronila, viuda de Berúlez, y los vecinos le pagaban con puñaditos de arroz, garbanzos y lentejas porque carne no había y asi pudieron sobrevivir durante esos años.

Después de la guerra, un vasco, como su abuelo, le consiguió papelitos en el cine y el teatro. Luego de hacer su primer papel no volvió al teatro no sabía que había que ir todos los días y la regañaron. Cuando no tenía esos papelitos, para comer, hacía faldas plisadas, cosía muy bien, hacía blusas y poco después fue creciendo como actriz hasta hace 20 años cuando prefirió el canto. Después, entró a la leyenda y sus discos con temas latinoamericanos (millones de personas en el mundo tararean esas letras románticas que hablan de historias que van "del puente a la alameda" o "limeña que tienes alma de tradición" y todos los temas que son discos de oro, platino y todos los metales) son impresos una y otra vez, y ella se siente más cómoda en Latinoamérica y así lo confesó a un periódico español y levantó ampollas: "Yo pude ser rica pero no he querido, y ahora parece que tengas que disculparte por no serlo. Estoy más a gusto en este Tercer Mundo donde ser pobre es incómodo pero no de mal gusto. Por eso quiero irme del todo, al lado de mis amigos, donde ser pobre no llama la atención ".

En uno de los momentos de la miniserie para Televisión Española, ella dice con los ojos húmedos: "Me moriré cuando ya no me quieran, cuando ya nadie escuche mis viejas canciones". Sus fanáticos saben que ambas cosas son imposibles. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.