Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/1999 12:00:00 AM

PALABRAS CRUZADAS

La afición que generan los crucigramas es tan grande que varias personas deciden dedicarse de <BR>lleno al diseño de este pasatiempo.

El 21 de diciembre de 1913 el periódico norteamericano New York World publicó una pequeña
cuadrícula que con el paso de los años se convertiría en el pasatiempo más famoso del mundo. Su creador
fue el periodista Arthur Wynn, quien bajo el nombre de crucigrama, organizó una serie de palabras
horizontales y verticales que al cruzarse entre sí tenían significado. La idea de Wynn no tardó en ganar
adeptos y en cuestión de meses los principales diarios comenzaron a diseñar sus propios crucigramas. Tal
fue el caso de Colombia, en donde el célebre cronista Federico Rivas Aldana, más conocido como
'Fraylejón', fue el encargado de llevarlo a la gloria. Su debut se llevó a cabo en 1933 en el periódico El
Tiempo y durante más de 50 años 'Fraylejón' descrestó a los lectores con unos crucigramas cargados
de fino humor cachaco.Si bien los inmaculados cuadritos blancos son a simple vista una manera
agradable de matar el tiempo, lo cierto es que para algunas personas hacer crucigramas ha dejado de ser
una actividad ociosa para convertirse en un trabajo. Este es el caso de Ana María Romero, Alcides Olarte,
Carlos Bonilla y Mario Arbeláez, quienes encontraron en el oficio del crucigramista una profesión tan
enriquecedora como cualquier otra. nEl veteranoo llevo más de 25 años haciendo crucigramas y aprovecho
para echarle vainazos a los políticos. Lo primordial es tener buen sentido del humor y emplear cualquier evento
noticioso para darle actualidad e ingenio al juego", declara Mario Arbeláez, un paisa de 78 años, que goza
al ver cómo los lectores de El Espectador y El Mundo se desviven por solucionar sus enigmas. Fiel a la
tradición, Mario elabora los crucigramas a mano, valiéndose de sus dos enciclopedias y 20 diccionarios,
que abre al azar para seleccionar la palabra inicial. Los lectores llegan a sentirse tan afectados por sus
crucigramas que en una oportunidad una mujer lo llamó y le echó la culpa de acabar con su matrimonio pues
desde que su marido comenzó a resolverlos nunca volvió a ocuparse de ella. A pesar de ser un experto en la
materia Mario jamás ha tenido deseos de resolver uno.SabelotodoHace 13 años Ana María Romero decidió
dejar el diseño gráfico para ayudarle a su padre a elaborar crucigramas. En la actualidad realiza los
pasatiempos semanales de El Tiempo, SEMANA y la HJCK, los cuales, para juicio de algunos aficionados,
suelen tener una que otra palabra rebuscada. "No todo el mundo tiene la capacidad para solucionar esta
clase de acertijos. Para resolver los que yo hago es necesario tener cierto bagaje cultural", agrega. Ana
María prefiere elaborarlos a mano y comienza eligiendo una palabra al azar. Luego diseña los cuadritos,
teniendo en cuenta que una palabra fácil se cruce con una difícil. Aunque asegura que las definiciones
dependen de la inspiración en algunos casos se ha demorado hasta ocho horas en terminar un
crucigrama.Los de abajoCon la ayuda de un diccionario y varias enciclopedias Alcides Olarte elabora desde
hace 17 años el popular crucigrama de El Espacio. Alcides ha querido demostrar con su trabajo que
estos pasatiempos no son para genios y que para divertirse no es necesario devanarse los sesos con
palabras caprichosas. "El celador, la empleada de servicio y el obrero tienen derecho a divertirse y de paso
aprender cosas nuevas sin sentirse menospreciados por su inteligencia", sostiene. Sus definiciones tratan
de enfocar las respuestas, en algunos casos con la ayuda de fotografías, para que el lector pueda dar con
ellas más fácilmente ya que si un crucigrama no se puede solucionar no tiene sentido.Hijo de tigreCarlos
Bonilla ingresó al oficio gracias a su padre, Jorge Bonilla, quien durante años le colaboró a 'Fraylejón' en la
corrección de sus crucigramas en El Tiempo. "Lo principal es ponerse en el lugar de la gente que va a
resolver el crucigrama y comenzar con una palabra que llame la atención en la primera casilla, tanto
horizontal como vertical. Es preferible suprimir las palabras invertidas y reducir el número de cuadritos
negros, pues así el reto es más grande", sostiene. Para Carlos la experiencia no puede convertirse en
excusa y si bien hay veces que se repiten definiciones es preciso renovarlas constantemente para que el
lector no se aburra.Las que nunca faltanAAR: Río de los AlpesAR: Voz militarAra: AltarCa: Símbolo
del calcioCam: Hijo de NoéNa: Símbolo del sodioCo: Preposición inseparableEnoc: Padre de
MatusalénEón: Relativo al tiempoET: ExtraterrestreItar: Antiguamente echarIte: Forma latina para
despedir la misaKa: Cuerpo astral egipcioLar: Hogar, fogónPo: Río de ItaliaRa: Dios egipcioSem:
Hijo de NoéTa: Golpe fuerte de tamborToar: Remolcar un barcoUr: Capital del imperio
sumerioFanáticos"Este pasatiempo constituye un reto personal pues uno aprende a abstraer y relacionar el
significado de las palabras. Recuerdo una vez en la que duré casi cuatro días con un crucigrama dentro del
bolsillo porque no pude completarlo, se convirtió en una piedra en el zapato. Es una afición solitaria y
parece una sociedad secreta, pues aunque todo el mundo los hace nadie lo admite"."Todos los días después
del almuerzo resuelvo el crucigrama de El Espacio, pues mis conocimientos no dan para solucionar los de
temas más especializados. Me gusta responderlo con otras personas porque me parece que así es más
entretenido. No me parece justo con el lector que se incluyan palabras en otros idiomas y tantos plurales.
Si no puedo responderlo no me pongo de mal genio ya que simplemente es una manera de matar el
tiempo"."No soporto que la gente me ayude a resolverlos, los contesto en desorden y jamás uso diccionario
pues me parece que es hacer trampa. Me gustan tanto que cuando me encuentro una revista no me importa
terminar un crucigrama que ya esté empezado. Es como un desafío personal para medir mi manejo del idioma.
Prefiero los que no tienen cuadritos negros y las palabras cuyas definiciones son engañosas, esas son
las mejores".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.