Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/11/18 00:00

Charlie Sheen: la autodestrucción de una estrella

Las drogas, el alcohol y las prostitutas (por las que llegó a pagar hasta 22.000 euros por noche) lograron que no solo la intimidad de Sheen tuviera un enorme desequilibrio, pues esto se extendió a su vida profesional.

Charlie Sheen: la autodestrucción de una estrella Foto: AFP

La década de los 80 fue la época en la que el actor estadounidense Charlie Sheen se dio a conocer al mundo. Su participación en exitosas películas como ‘Platoon’ (1986) o ‘Wall Street’ (1987), logró que reconocidos directores de cine pusieran a Sheen en su radar.

Luego vino el éxito. Sheen, quien ahora tiene 50 años, llegó a la cima de Hollywood y se consagró como uno de los mejores actores del mundo. Tanto así que en 2011 fue catalogado como el mejor pagado de la televisión por ganar un millón y medio de euros por cada episodio de la serie ‘Two and a half men’ haciendo el papel de Charlie Harpe.

Pero a pesar de tener tantos triunfos, la vida personal de Sheen siempre fue una montaña rusa. Según informó El País de España, en 2013, él se fumó su primer ‘porro’ a los once años y a los 15 le pagó a la primera prostituta. Comportamientos que para esas edades se podrían calificar como ‘excesivos’.

Las acciones del actor no pararon ahí, como si fueran cosas normales de un adolescente, pues en su edad adulta los abusos fueron mayores y los escándalos y centros de rehabilitación se volvieron una constante.  De hecho, esa inestabilidad fue tan evidente, que el actor estuvo tres veces casado y cada uno de esos tres matrimonios, de los cuales hoy tiene cinco hijos, fracasaron.

Las drogas, el alcohol y las prostitutas (por las que llegó a pagar hasta 22.000 euros por noche) lograron que no solo la intimidad de Sheen tuviera un enorme desequilibrio, pues esto pronto se extendió a su vida profesional. Su violento comportamiento contra los ejecutivos de la serie ‘Two and a half men’  y los constantes incumplimientos para llegar a las grabaciones ocasionaron que la productora Warner Bros lo despidiera en 2011.
 
Pero si bien ya él se había encargado de formar una mala reputación de sí mismo, Sheen corrió con suerte. Luego de quedarse sin trabajo, Sony lo llamó para que protagonizara ‘Anger management’, que se estrenó en 2012 por FX y que finalizó el año pasado.

Sin embargo, al parecer los excesos le pasaron la cuenta de cobro pues según la revelación de actor en el programa ‘Today’ de Matt Lauer, en la que indicó que es VIH  positivo desde hace cuatro años, él –con una actitud más reflexiva y menos desafiante- aseguró que se considera un “superviviente”.

Ahora solo queda que Charlie Sheen pueda lograr el objetivo de continuar en la actuación y que este problema de salud no trunque sus metas. De todas formas queda la pregunta: ¿será que la estrella brilla con la misma intensidad o con sus excesivos comportamientos ha ido apagando su propia luz?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.