Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2016 12:00:00 AM

El portal de noticias que pone palabras en la boca de Correa

Periodistas de renombre, que por hacer su trabajo se quedaron sin trabajo, abrieron un portal web en Ecuador que propone información e iniciativas creativas. El éxito lo valida.

Para José Hernández, exeditor general del diario El Comercio, Rafael Correa ha lesionado gravemente la libertad de prensa en Ecuador y propiciado la más grande concentración de medios en la historia de su país. Por eso, junto a Roberto Aguilar y Martín Pallares, fundó 4 Pelagatos, un portal de análisis político a prueba del control estatal.

“4P nace como una plataforma hecha por periodistas de vasta experiencia que por haber hecho su trabajo se quedaron sin trabajo”, dijo Hernández a SEMANA.

La iniciativa vio la luz en enero, y rápidamente se ha vuelto una opción para millones de ecuatorianos. Y, además, cuenta con una particularidad. La pequeña sala de redacción integra a Crudo, periodista y creador de memes, y al caricaturista Chamorro, que de manera creativa han sabido publicar sus ideas e irritar a los censores. Un gran ejemplo es el ‘MashiMachine’, una página que juega con el nombre en Twitter del presidente Correa (@MashiRafael) e invita a los usuarios a poner palabras en su voz, que proclaman la “única con verdadera libertad de expresión”. Así pues, los internautas escriben las palabras y Correa las pronuncia en un video instantáneo. A la fecha, casi 120.000 ecuatorianos han accedido a la plataforma para escuchar sus ocurrencias de boca de Correa.

Si quiere conocer el sitio, haga clic aquí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?