Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2002/04/08 00:00

Perra vida

Perra vida

De ahora en adelante los norteamericanos lo pensaran dos veces antes de comprar un perro, y más si es de una raza considerada agresiva. Marjorie Knoller y su esposo, Robert Noel, dos abogados, acaban de recibir una inusual sentencia porque su can, un presa canario de 60 kilos, atacó a una vecina y la mató el 26 de enero del año pasado. Marjorie fue condenada a 15 años de prisión por asesinato en segundo grado y Robert a cuatro por homicidio involuntario y por tener un animal peligroso. Los jueces determinaron que la mujer era culpable de asesinato por su negligencia, pues hubo 30 vecinos que testificaron haber tenido problemas con los dos perros que cuidaba la pareja desde que su hijo adoptivo, el dueño original, fue encarcelado por organizar peleas caninas. Diane Whipple, la víctima, fue atacada cuando Marjorie los paseaba y uno se abalanzó sobre el cuello de la joven. Las bestias tuvieron peor suerte que sus dueños, pues fueron sacrificadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.