Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2010 12:00:00 AM

Por fin libre

Después de diez meses de permanecer en arresto domiciliario, Roman Polanski fue dejado en libertad por la justicia suiza. Este es un nuevo capítulo de la dramática historia del director, ganador del Óscar, que comenzó en 1977 cuando fue acusado de abusar sexualmente de Samantha Geimer, entonces de 13 años, tras intoxicarla con drogas y alcohol. En esa época el cineasta acordó con un juez que él se declararía culpable si, después de unos exámenes psiquiátricos, declaraba que Polanski tenía un trastorno mental y lo dejaba en libertad condicional. Tras pasar 42 días detenido, obtuvo un permiso para viajar al rodaje de una película y salió de prisión. Y ante la sospecha de que el acuerdo con el juez no iba a ser respetado, huyó a Europa un día antes del juicio. El director de películas como El pianista y Chinatown, hoy de 76 años, fue detenido en septiembre de 2009 en Zúrich durante el festival de cine de esa ciudad por petición del gobierno estadounidense. Permaneció dos meses en la cárcel y luego se le autorizó esperar sentencia bajo arresto domiciliario en su casa de Gstaad. La ministra de Justicia de Suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, informó esta semana que el cineasta no sería extraditado a Estados Unidos. La decisión se basó en que autoridades de Washington se negaron a presentar información complementaria sobre el proceso de Polanski años atrás.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.