Sábado, 21 de enero de 2017

| 2007/08/18 00:00

Por una foto

Bruce Willis sufrió una tremenda humillación cuando fue expulsado la semana pasada del restaurante Billionare, el más exclusivo de Cerdeña en Italia.

 Bruce Willis sufrió una tremenda humillación cuando fue expulsado la semana pasada del restaurante Billionare, el más exclusivo de Cerdeña en Italia. El actor, que hace poco estrenó la más reciente entrega de la saga Duro de matar, al parecer se habría negado a tomarse una foto con la modelo Elisabetta Gregoraci cuando ésta se acerco a su mesa a pedirle el favor. Con tan mala suerte, que la joven fue a darle quejas a su prometido, nadie menos que Flavio Briatore, el multimillonario dueño de la escudería Renault de la Formula 1 y del restaurante. A los pocos minutos, los guardias de seguridad se dirigieron a la mesa de Willis, donde compartía una tranquila cena con Jerry Weintraub el productor de la película Ocean’s 13, y les pidieron que salieran del lugar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.