Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/2011 12:00:00 AM

Por mentiroso

Cuando llevaban más de un mes casados, un escándalo salpicó a Zara Phillips, nieta de la reina Isabel, y a su esposo, Mike Tindall, reconocido jugador de rugby.

Cuando llevaban más de un mes casados, un escándalo salpicó a Zara Phillips, nieta de la reina Isabel, y a su esposo, Mike Tindall, reconocido jugador de rugby. Finalizada su luna de miel, el deportista viajó a Nueva Zelanda para participar en el campeonato del mundo de ese deporte. Todo iba viento en popa hasta que salió con sus compañeros de fiesta. Días después, se publicó un video en el que se mostraba a un Tindall borracho, besando a una rubia desconocida. Para acallar los rumores, el jugador aseguró que la mujer era una vieja amiga de la pareja y que esa noche cada uno había salido del bar a sus respectivos hoteles. Zara viajó a ese país a ver uno de los partidos de su marido, para mostrar que todo estaba bien entre ellos, pero el escándalo apenas comenzaba. La verdadera historia era que esa noche Tindall habría ido con la mujer, que terminó siendo su exnovia, a otro bar, en el cual tuvieron relaciones sexuales. Acorralado, al infiel no le quedó otra que aceptar que había mentido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.