Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/27/1999 12:00:00 AM

Por los niños

Después de 60 años de labores Inés Gómez sigue entregada a los niños del Hogar Infantil Obrero de la Perseverancia.

Mientras la mayoría de las personas de edad sólo piensan en recibir su pensión y entregarse a una vida más holgada lejos de las preocupaciones laborales, Inés Gómez no se atreve siquiera a abandonar por un día su sitio de trabajo. Cerca de 60 años al frente del Hogar Infantil Obrero de la Perseverancia habrían sido más que suficientes para cualquier voluntaria. Pero para Inés son pocos si de ayudar a los niños se trata. El jardín fue creado en 1937 y en esa época escasamente había salacunas que se encargaran de atender las necesidades de las familias de escasos recursos.

Aunque Inés prefiere no revelar su edad lo cierto es que el pasado la delata pues cada día llegan hasta su puerta decenas de ex alumnos que hace varias décadas fueron sus pupilos y que, por extraño que parezca, aún se acuerdan de las enseñanzas de la simpática dama bogotana que prefirió no casarse para entregar su vida al servicio de los más necesitados.

Hace unos meses pensó en retirarse pero la idea no prosperó debido a la intervención de sus amigos y colaboradores, quienes la convencieron de no abandonar la institución y mucho menos ahora cuando atraviesa por una crisis económica debido a la poca ayuda que se les presta a las entidades benéficas.

Pese a los achaques propios de la edad Inés se siente más joven que nunca y está dispuesta a luchar muchos años más con tal de lograr que los niños de estratos bajos tengan una infancia feliz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.