Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1999/02/15 00:00

POR UNOS DOLARES MAS

La labor del nuevo director de Crédito Público, Alberto Calderón, será vital en el año <BR>económico más difícil de la década.

POR UNOS DOLARES MAS

El deficit fiscal es uno de los más pesados lastres con que carga la economía
colombiana en la actualidad. Sin embargo, mientras exista, el Estado debe buscar la manera ideal de
financiarlo con el fin de mantener la liquidez de la Tesorería General de la República. De lo contrario el
gobierno no tendrá los recursos necesarios para desarrollar sus actividades sin originar una parálisis
en la economía nacional. Colombia requiere de por lo menos 6.000 millones de dólares para financiar su
balance externo. Y para conseguirlos el papel de Alberto Calderón como nuevo director de Crédito
Público será fundamental. Por un lado tendrá la tarea de participar en los procesos de privatización
tan importantes como el de Carbocol, Isagen, ISA y otras electrificadoras regionales para garantizar los
beneficios de la negociación. Por el otro, enfrentar el mercado de bonos en un momento
especialmente delicado tanto en Colombia como en el exterior, pues la crisis de Brasil ya está
pegando sus primeros latigazos. Su destacada trayectoria tanto en el sector público como en el privado
constituye su mejor carta de presentación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.