Martes, 17 de enero de 2017

| 1995/05/15 00:00

PORTERO DE NOCHE

Néstor Elí, el portero del Edificio Colombia que no tiene pelos en la lengua, se roba cada ocho días el 'show' del programa humorístico 'QUAC, el noticero'.

PORTERO DE NOCHE

LOS PORTEROS SON UNA MEZCLA ENTRE la arrogancia y la ignorancia. Representan la máxima autoridad del edificio que vigilan. Sabelotodos y chismosos, serviles unas veces y serviciales otras, queridos por algunos y odiados por muchos, encarnan a los personajes centrales de la vida cotidiana. Ese es el caso de Néstor Elí, un boyacense de aproximadamente 28 años, soltero y gallinazo como todos sus colegas, que desde hace dos meses trabaja en el Edificio Colombia.
Junto con Dioselina, la cocinera de Palacio, Néstor Elí -personaje de Jaime Garzón- es el que más acogida tiene entre la audiencia de QUAC, el noticero, el programa de humor político que se transmite todos los domingos a las siete de la noche. Con su espontaneidad e irreverencia repasa de una manera sencilla, plana, sin prosopopeyas y sobre todo amena, el acontecer semanal del país. Desde que empezó en su chanfa ningún personaje ni hecho que haga noticia en su edificio -el país- a escapado a su aguda, y a veces incisiva, lengua.
Aunque muchas de las historias que cuenta son apegadas a la realidad, no pocas son producto de su imaginación y sus exageraciones porque, como buen portero, lo que no sabe se lo inventa. Aunque en ocasiones se ve demasiado real, Néstor Elí no es sino producto de la imaginación del grupo creativo de QUAC, con una vida de ciclos cortos que comienza y termina todos los martes en el set de grabación. Sus salidas son impredecibles y no se ajustan a ningún libreto y todo lo que dice, hace y gesticula, es producto de la improvisación de su creador.
Sus cuentos e historias se alimentan de cuanto oye y ve en los noticieros de televisión, las emisoras y en los corredores de su edificio. Además, sus fuentes de alta infidelidad -léase las empleadas del servicio- lo mantienen al tanto de las intimidades de cada apartamento del Edificio Colombia, habitado por los representantes de todos los círculos del poder.
Por todo esto, Néstor Elí es uno de los personajes más vistos de la televisión colombiana.
Aunque cada ocho días frente a las pantallas se dan cita el alto gobierno, los congresistas y la gente del jet set criollo para ver con qué barbaridades va a salir el portero ese, sin lugar a dudas su mayor audiencia está representada por sus colegas que son conscientes más que nadie, y ahora más que nunca, de que los hilos del poder los manejan ellos: los porteros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.