Viernes, 24 de octubre de 2014

| 1993/12/27 00:00

PRIMERA DAMA EN CUEROS

Tras salir de prisión, la ex primera dama de Indonesia, Dewi Sukamo, aparece desnuda en un lujoso libro editado en el Japón.

PRIMERA DAMA EN CUEROS

QUIERO LIMPIAR mi nombre y mi honor", dijo recientemente Dewi Sukarno, viuda del presidente de Indonesia, al salir de la cárcel en Estados Unidos, donde pagaba; condena por haberle cortado la cara a una mujer que la insultó. Y enseguida decidió hacer lo que ninguna otra primera dama jamás en la historia había hecho: posar desnuda.
La Sukarno acaba de publicar un libro de fotografías en las que no oculta nada de su atractivo cuerpo de 53 años. El libro, titulado Syuga elegancia superior salió al mercado en el Japón, con un tiraje de 100 mil ejemplares. "Estoy seguro de que será un best-seller". Dewi es una mujer deliciosa y las cosas bonitas interesan a todo el mundo", señaló el editor.
La apasionante vida de esta polémica y bella mujer comenzó cuando tenía 18 años y conoció, en una recepción, a Ahmed Sukarno, quien se encontraba de visita oficial en Japón. El tenía 40, se había casado dos veces y había pasado los últimos 13 años en una cárcel por ser el líder del movimiento independentista de su país. El león del Asia se enamoró de la adolescente japonesa y seis meses después contrajeron matrimonio. Amhed Sukarno era el primer presidente de la República de Indonesia luego de 350 años de dominio holandés. A pesar de su juventud, Dewi Sukarno se convirtió en su confidente y en los casi 30 años de mandato demostró sus habilidades políticas y su ambición sin limites. Su fragil belleza escondía una personalidad recia y compartió con su esposo no sólo el poder, sino también cinco atentados. En el golpe de 1965, Ahmed fue sometido a arresto domiciliario y Dewi se vio obligada a partir al exilio con su hija Kartika. Esta separación duró hasta poco antes de la muerte de su esposo, en junio de 1970, cuando Dewi regresó a Yakarta para acompañarlo en su lecho de enfermo.
Después, la viuda Sukarno se radicó en París y pasó a ser una figura imprescindible de la vida social europea. En dos oportunidades estuvo a punto de contraer matrimonio, pero finalmente decidió irse a Nueva York para estar más cerca de su hija. Fue entonces cuando sucedió el incidente que la llevó a la cárcel. El 2 de enero de 1992, el una elegante fiesta en Aspen, Dewi Sukarno tuvo una acalorada discusión con María Osema, nieta de un ex presidente, de Filipinas. Con una copa rota de champaña le cortó el rostro, dejandole una herida que le valió 37 puntos. Dewi Sukarno fue condenada a dos meses de prisión, que pagó en una elegante cárcel de Aspen.
Ahora Dewi Sukarno reaparece ante el mundo con el provocador libro que muestra que, a los 53 años, su seductor cuerpo no ha sucumbido a la ley de la gravedad. Al parecer, es una mujer que se niega a pasar al olvido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×