Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/12/1998 12:00:00 AM

PRIMERAS PUNTADAS

Esteban Cortázar, un colombiano de 14 años, es considerado en Estados Unidos como el 'niño genio' del mundo de la moda.

Cindy Crawford y Linda Evangelista acompañan en sueños a cientos de jóvenes de todo el mundo. Sus cuerpos esculturales adornan las habitaciones de estos hormonales adolescentes que, si pudieran, darían la vida misma con tal de conocer a las diosas de Chanel y Versace.
Pero mientras la mayoría de ellos tienen que sublimar sus deseos con afiches y revistas, Esteban Cortázar puede darse el lujo de decir que es íntimo amigo de las top models. Por extraño que parezca, este muchacho de 14 años, quien en 1995 le dijo adiós a Bogotá para irse a vivir con su padre a Miami, ha conquistado el exigente mercado de la moda en Estados Unidos.
Con su cara de 'yo no fui' pero con sus manías de adulto este ex alumno del Liceo Francés se ha echado al bolsillo a los diseñadores más importantes de South Beach (la zona rosa de Miami), quienes no dejan de asombrarse con la creatividad de su obra.
Los bocetos de sus creaciones han pasado de mano en mano y en cuestión de meses su nombre se ha hecho conocido en el mundo de la alta costura norteamericana. Lo más sorprendente es que Esteban no está todavía en edad de acceder a alguna escuela profesional de diseño y sus creaciones nacen en los tiempos libres que le dejan sus estudios de bachillerato.
El diseñador Todd Oldham, su principal mecenas, no deja de ponderar sus habilidades y está convencido de que con una buena educación Esteban puede pulir su estilo y convertirse en uno de los mejores couturiers del siglo XXI. Gracias a estos halagos hoy este imberbe es una de las figuras más populares de Miami. Tanto así que su presencia se ha hecho habitual en los restaurantes y bares de moda mientras que sus dueños se sienten complacidos de tenerlo entre su clientela. Y no es para menos.
Su dulzura y su carácter extrovertido le permiten moverse como pez en el agua en el mundo del glamour, virtudes que le han servido de gran ayuda a la hora acercarse a las estrellas de la farándula.
Una de ellas es Madonna, a quien conoció hace unos meses en una fiesta. Cuando la cantante se enteró de las cualidades de Esteban quedó tan entusiasmada que decidió producir un documental sobre la vida del colombiano. El proyecto, que ya se empezó a filmar, narrará la evolución profesional del joven diseñador durante los próximos ocho años.
Los expertos sostienen que si todo este alboroto es cierto dentro de pocos años el círculo universal de la moda podrá presenciar el nacimiento del nuevo Oscar de la Renta.
Si bien a simple vista Esteban es el típico niño que maduró biche, él no se siente así y asegura que se divierte mil veces más con las personas mayores que con la gente de su edad.
Esto se manifiesta en su vida cotidiana, durante la cual en vez de estar preocupado por el acné o el cambio de voz prefiere pasarse horas analizando las últimas colecciones de Jean Paul Gaultier.
El inquieto muchacho no da puntada sin dedal y, por lo menos por ahora, afirma que por muy brillante que sea su futuro no dejará jamás que la fama se le suba a la cabeza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.