Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/1990 12:00:00 AM

PRIMERO EL CAMPO

La Caja Agraria recibe prestigioso galardón internacional en Ginebra.

PRIMERO EL CAMPO, Sección Gente, edición 420, Jun 18 1990 PRIMERO EL CAMPO
Hace más de quince años, cuando trabajaba como funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo, en Washington, Carlos Villamil Chaux le dijo a Virgilio Barco, en ese entonces funcionario del Banco Mundial: "Cuando usted sea presidente de Colombia, yo quiero ser gerente de la Caja Agraria".

Hoy, el ingeniero caucano, de 53 años, confiesa sin reservas que no se arrepiente de haberse "lagartiado" el puesto. "La mayor satisfacción de mi vida ha sido estar aquí, y si me preguntan a que aspiro en adelante, contestaría sin titubeos que a ser gerente de la Caja Agraria".

La pasión que siente por la entidad oficial le ha permitido a Villamil cambiarle radicalmente de imágen. "De tia solterona, vestida de negro, a quien todos querían pero nadie respetaba, la Caja se ha ido convirtiendo en un churrito", asegura con gran satisfacción.
Y no es para menos. Hasta hace cuatro años, la Caja Agraria era una entidad con enormes problemas financieros. Hoy no sólo está completamente sana, sino que se ha convertido en la institución de mayor crecimiento de todo el sistema financiero.
"En la actualidad -dice Villamil- estamos subiendo como nunca en materia de captaciones, activos, ventas y servicios, a pesar de tener una gran cantidad de oficinas localizadas en regiones de difícil acceso, y a pesar de una violencia que nos cuesta cerca de "500 millones al año".

La Caja Agraria es hoy en día la primera entidad bancaria de Colombia. En total, cuenta con 885 oficinas en todo el país (incluidas 450 en municipios que no tienen acceso a ningún otro tipo de servicio financiero) y tiene más de 14.500 empleados.

Pero la Caja es mucho más que un banco. Individualmente considerada es la primera aseguradora de Personas que hay en Colombia. Y es también la primera red comercializadora del país, con más de 480 puntos de venta.
Es, además, la quinta empresa de subsidio familiar a nivel nacional. Es, en resumen, una de las cinco empresas más grandes del país (incluidas las entidades financieras y las del sector productivo).

No es gratuito, por eso, que la entidad haya sido galardonada con el prestigioso "International Financial Award", distinción concedida por el Trade Leaders Club, una organización de empresarios de más de 120 países, reunida en Ginebra, Suiza. El premio fue concedido a la Caja por la calidad de sus servicios, imágen profesional y resultados económicos de los últimos años~.

La Caja Agraria de Colombia fue seleccionada entre un amplio número de empresas del sector financiero bancario, de seguros y de leasing, que fueron propuestas a través de organismos internacionales, cámaras de comercio, asociaciones profesionales y medios de comunicación del mundo entero.

Es, de acuerdo con Villamil, el más alto reconocimiento recibido por la entidad en los 61 años que tiene de existencia. Y responde al empeño de sus actuales directivas por convertir a la Caja en la empresa más ágil del sector bancario colombiano, mediante un ambicioso proceso de modernización que comprende la sistematización general de la institución, el arreglo de agencias y oficinas, la capacitación de sus trabajadores y la optimización de sus servicios bancarios.

En esa linea se inscriben los dos más nuevos servicios de la Caja, las oficinas móviles y la Libreta Agraria.
Con el primero se pretende llegar, durante dos días a la semana, a sitios apartados del país en los cuales resulte contraproducente montar una oficina permanente. Con la segunda, se busca fomentar el ahorro y el crédito entre campesinos experimentados en el uso de servicios de la entidad. Esta última lleva solo tres meses de funcionamiento, pero ya se calculan en $50.000 millones las operaciones que se realizarán por su conducto a lo largo del año 1990.

"No ha sido fácil -afirma Villamil-; pero lo estamos logrando. Resolver los problemas de una empresa tan grande es como cargar escaleras arriba con un piano de cola. Si uno desfallece, todo se le viene encima.
Por eso es necesario continuar con el empeño de sacar adelante la entidad aprovechando su enorme potencial".
Por el momento, a disfrutar del premio.-

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com