Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/22/2017 10:00:00 PM

Vidas paralelas

Las historias del príncipe Harry y de Paris Jackson tienen muchas coincidencias. Ambos perdieron a sus padres y se refugiaron en la fiesta, pero ahora están cambiando las cosas

El príncipe Harry perdió a su madre, Lady Di, a los 12 años y Paris Jackson a su padre, Michael Jackson, cuando tenía 10. Ambos sufrieron el escándalo asociado a sus muertes, dieron poco tiempo al duelo y se refugiaron en la fiesta. Pero la rebeldía no fue suficiente para aliviar su dolor. Harry comenzó a comportarse agresivamente y Paris intentó quitarse la vida en repetidas ocasiones. Ambos han salido recientemente para hablar de sus días oscuros y de lo importante que fue la terapia para salir del hoyo. Según reveló el príncipe en una entrevista al diario The Telegraph, pidió ayuda profesional 16 años después de la muerte de su madre. La hija de Jackson, por su lado, entró a tratamiento psiquiátrico en sus últimos años de colegio y lo agradece. Sir Simon Wessely, presidente del Royal College of Psychiatrists, aseguró que, en esa entrevista, Harry había logrado más en términos de divulgación que ellos en 25 años. Ahora, él es un hombre modelo, se enlistó en el Ejército, realiza visitas humanitarias a diferentes países y fundó, junto a su hermano y cuñada, Heads Together, una organización para promover la salud mental. Por su parte, la hija del rey del pop, quien sueña con actuar, ha encontrado en el activismo de género una razón para vivir.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.