11 marzo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Príncipe indignado por no estar entre los 10 más ricos del mundo

ARABIA SAUDITAAlwaleed Bin Talal criticó los criterios bajo los cuales la revista 'Forbes' ubica a los más ricos del mundo.

Príncipe indignado por no estar entre los 10 más ricos del mundo. Alwaleed Bin Talal, príncipe de Arabia Saudita.

Alwaleed Bin Talal, príncipe de Arabia Saudita.

El mundo árabe es conocido por sus expresiones culturales y sociales radicales y por evitar en sus territorios todo lo que huela a occidente, pero al parecer ese argumento poco le importó a Alwaleed Bin Talal, quien se manifestó realmente enfadado por el listado de los hombres más ricos del mundo q
ue realiza la revista Forbes (Occidente) cada año.

Al príncipe de Arabia Saudita no le gustó que la revista estadounidense lo ubicara en el puesto 26 del listado. Apenas conoció la posición que había ocupado, su oficina emitió un comunicado en el que criticaba los criterios bajo los cuales la revista ubica a los más ricos. Criterios que él dice perjudican a los inversionistas de oriente.

Bin Talal está empecinado en que se conozca que él es muy rico. La publicación de Forbes le disgustó a tal punto que decidió romper relaciones con la revista, que tenía amplios privilegios en acceso a información sobre sus empresas e incluso de su casa.

Ante la decisión, la respuesta de la revista no se hizo esperar. En un artículo, la publicación lo tilda de tener insuperables ínfulas de grandeza. Tanto así que Kerry Dolan, editora de la prestigiosa lista dijo: “la imagen lo es todo para el príncipe Alwaleed. Sistemáticamente exagera su fortuna y gasta más tiempo y esfuerzo que ningún otro empresario en tratar de mejorar su posición, incluso más tiempo y esfuerzo que Donald Trump”.

El saudí se esfuerza cada año por tratar de estar entre los 10 primeros nombres del listado y la periodista informó que vive en una opulencia exagerada. “En su casa recuerdo mármol por todas partes y paredes llenas de retratos de él mismo. Si tiene que hacer un viaje de trabajo, dispone de su propio 747, como si fuera el avión del presidente de Estados Unidos, sólo que a diferencia del presidente, el suyo tiene un trono”, asegura.

A sus 58 años, Alwaleed tiene grandes acciones en News Corp, Citibank y en hoteles de lujo como el Savoy de Londres, el George V de París o la cadena Fairmont Raffles. En los últimos años ha invertido en Apple, Twitter, AOL y Motorola.

Según Forbes el patrimonio del príncipe es de 20.000 millones de dólares. Y que digan esto es una ofensa para el sobrino del rey de Arabia Saudita, ya que le están rebajando casi 10.000 millones de lo que él dice poseer.

De ser cierta la teoría del príncipe, él tendría que estar en el décimo puesto, detrás de Liliane Bettencourt, heredera del imperio L’Oréal. Por eso, Alwaleed considera el listado como mentiroso y en represalia dijo que solo colaboraría con datos para el listado de la empresa Bloomberg, llamado 'Índice Bloomberg Billionaires', que en un ranking anterior dijo que la fortuna del príncipe saudí era de 28.000 millones de dólares pues tomó en cuenta los valores de las acciones según la bolsa saudí, cosa que no hace Forbes, que a pesar de la disputa, sí acepta los valores de las acciones de otros mercados emergentes como el mexicano.

PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad