Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/02/17 00:00

Prisionera del trono

Un polémico libro sobre la princesa Masako tiene al gobierno japonés y a la familia real con los nervios de punta.

Un polémico libro sobre la princesa Masako tiene al gobierno japonés y a la familia real con los nervios de punta. El periodista australiano Ben Hill, autor de La princesa Masako, prisionera del trono del Crisantemo, describe a la esposa del príncipe heredero Naruhito como una "princesa triste" que vive en un palacio que compara con un "monasterio medieval" y que junto a su esposo se ha visto obligada a comportarse como "en un lujoso Safari Park", coartada de su libertad y presionada a concebir un varón. El gobierno nipón ha pedido que no se publique el libro. Acusa al autor de difundir información sin fundamento y difamatoria sobre la princesa. Además pide que se corrijan las inexactitudes, porque lo considera irrespetuoso hacia las tradiciones de la familia real. Lo cierto es que la princesa, quien, según el texto, debió someterse a una fertilización in vitro, solo pudo tener a su hija Aiko en el octavo año de su matrimonio. No es un secreto que desde hace años es tratada por depresión y estrés y que ha vivido encerrada en el palacio durante varios años, porque aparentemente así lo prefiere.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.