Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/1995 12:00:00 AM

PROFESION: TORERO

A PESAR DE QUE EN SU FAMILIA NO EXISTE LA AFICION por la fiesta brava, Alejandro Gaviria Cárdenas ha sentido siempre una pasión especial por la tauromaquia. Hijo del conocido abogado Enrique Gaviria, y de Marcela Cárdenas, perteneciente a una familia con tradición en el campo de las artes gráficas, sus padres calcularon que la fiebre por los toros disminuiría con el paso del tiempo. Pero el domingo anterior este joven, de 21 años, bachiller del Gimnasio Moderno y estudiante de mercadotecnia en el Politécnico, se encargó de demostrar que lo suyo es más que un hobbie. De hecho, ese día Alejandro debutó en la plaza de toros La Santamaría como novillero. Para sorpresa de sus familiares, el joven cortó las dos orejas, salió en hombros por la puerta grande y recibió muy buena crítica. Ahora tiene en mente dejar de lidiar con los números y convertirse en un gran matador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.