Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2012 12:00:00 AM

¿Puede una pintura horrible convertirse en obra de culto?

El cuadro que pasó de la veneración a la burla ahora es defendido porque para muchos es un ícono de nuestros tiempos.

Un país que se da el lujo de haber sido la cuna de Picasso, Miró, Dalí, Velásquez, entre otros, es mirado con ironía por el planeta entero porque allí acaba de concebirse una de las pinturas “más horrorosas” de nuestros tiempos: el Ecce Homo de Elías García Martínez “restaurado” por Cecilia Giménez.
 
Como ya lo había publicado Semana.com, Cecilia Giménez advirtió hace un tiempo que el Ecce homo pintado en la iglesia de la localidad zaragozana de Borja, donde ella vive, se estaba deteriorando por las humedades y los salitres, y decidió “intervenirlo”. 
 
Primero trabajó sobre la túnica. Y, en un momento dado, se lanzó directamente a “arreglar” el rostro. El resultado no podía causar más hilaridad. En los programas de televisión, todos lo califican “de horroroso” aunque eso sí reconocen que les causa mucha gracia.
 
Por eso, la octogenaria “restauradora” se convirtió en la sensación de estas vacaciones de verano. Su fama ha tenido trascendencia internacional. Primero fue el blog del Centro de Estudios Borjanos que lo subió a la red y de allí saltó número uno en la lista de las noticias más leídas de las webs de Le Monde, el Telegraph o la BBC y lo máximo en The New York Times.
 
Cecilia Giménez (nacida el 5 de junio de 1927 en Borja, Zaragoza) se define como pintora y restauradora aficionada. El impacto universal de su intervención la llevó a una crisis de salud que por poco le causa la muerte. Ahora, en plena recuperación, observa atónita la romería de visitantes. Nunca antes Borja había sido tan visitado. Los turistas hacen largas filas bajo el calcinante sol para poder tomarse una foto con el cuadro.
 
Al tiempo que las filas aumentaban en un país con tan alta tradición pictórica era natural que las autoridades respectivas intervinieran.
 
Hace unos días llegó un equipo de restauradores, esta vez sí profesionales, quienes dijeron que era posible “arreglarlo” pero varios sondeos muestran que las mayorías están en desacuerdo. “Hay otras personas que consideran que la nueva obra debe dejarse tal como está, pues se ha convertido en un icono de nuestro tiempo”, dice el diario El País. 
 
El periódico argumenta que “el coraje de una mujer mayor que decide por su cuenta arreglar lo que se está estropeando despierta la mayor de las simpatías” y claro no falta la asociación con la terrible crisis económica que enfrenta España: “El Ecce homo de Borja puede tener un efecto terapéutico en estos tiempos en que todo parece maltrecho. Y es que no viene mal tomar las distancias oportunas, e incluso reír, cuando se constata que las buenas intenciones, más que ayudar, pueden aún empeorar más las cosas”.
 
El Ecce Homo ya ha sido interpretado como E.T. o como la famosa camiseta del Che y ahora lo que faltaba: portada de una revista de moda. La modelo Coco Rocha ha colgado en su cuenta de Instagram un montaje en el que se ve al famoso Cristo como portada de la revista Elle. La obra para todos “horrorosa” va camino de convertirse en un objeto de culto. 
 
Esta es la parodia del Ecce Homo con Mr. Bean:



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.