Domingo, 22 de enero de 2017

| 2007/11/03 00:00

¡Qué patrón!

Con motivo de una batalla legal que libra contra su hermano, a quien acusa de malos manejos de dineros públicos, han salido a la luz los detalles de la lujosa vida del sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah

Con motivo de una batalla legal que libra contra su hermano, a quien acusa de malos manejos de dineros públicos, han salido a la luz los detalles de la lujosa vida del sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah. Lo que más ha llamado la atención son los exorbitantes sueldos que paga a sus empleados. El sultán, de 61 años y según Forbes el monarca más rico del mundo, con una fortuna personal cercana a los 20.000 millones de dólares, pagó 14.400.000 dólares y cerca de 13 millones a dos funcionarios que supervisan su residencia. Cada una de las encargadas de manejar sus relaciones públicas recibió 11,5 millones de dólares. Además le pagó alrededor de 2,5 millones a un instructor de badminton, a sus masajistas y acupunturistas, así como 96.300 dólares a quienes cuidan sus aves exóticas. Quizá lo más alarmante es que se ha revelado que el sultán transfirió en sólo cuatro años 7.600 millones de dólares de los fondos públicos a sus cuentas bancarias personales. Según la prensa británica, tal suma es superior al Producto Interno Bruto del sultanato, cuya mayor riqueza se deriva del petróleo. Estas cifras se suman a la lista de excesos de un hombre que vive en un palacio con bóvedas de oro y con 1.788 habitaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.