15 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

¡Que viva la música!

ENTRETENIMIENTOEste fue sin duda el año de los grandes conciertos en Colombia. Las visitas de Paul McCartney, Lady Gaga y Madonna abren la puerta para que el país reciba a otras leyendas de la música.

¡Que viva la música!. Paul McCartney

Paul McCartney

Colombia se convirtió en 2012 en una de las estaciones obligadas en la ruta de las giras de los grandes artistas de la música pop. Un privilegio que pocos países tienen. Hasta este año, prácticamente a ningún artista de talla mundial en su cuarto de hora se le ocurría incluir a Colombia en sus periplos. Sin embargo, la transformación que ha vivido el país y el crecimiento económico que ha cambiado las tendencias de consumo de los colombianos hicieron el milagro. La logística e impecable organización que implicó traer a los pesos pesados del entretenimiento y los excelentes resultados de sus conciertos hicieron ver que el país ya está listo para espectáculos de primer nivel.
 
El concierto de la historia
Lugar y fecha: Bogotá, 19 de abril.
Asistencia: más de 30.000 personas.


Cuando a Fernán Martínez se le ocurrió traer al país a Paul McCartney, la leyenda viva más grande de la música, muchos se rieron. El equipo del británico es sumamente estricto y todos los aspectos de producción deben ser aprobados por él, “pero eso era fácil comparado con las exigencias del Instituto Distrital de Recreación y Deporte”, contó el mánager a SEMANA. Lo que empezó como un plan imposible, pronto se convirtió en un éxito sin precedentes. En cinco semanas maratónicas, se organizaron los detalles legales, técnicos y de seguridad, y se cumplieron todas las exigencias del exBeatle. Las ventas superaron los 12.000 millones de pesos, de los cuales 943 millones le quedaron al distrito. Desde el “Hola parceros” de McCartney hasta el espectáculo de juegos pirotécnicos durante la canción Live and let die, El Campín se conmocionó durante tres horas con uno de los mejores conciertos que ha vivido el país.
 
La noche de los monstruos
Lugar y fecha: Bogotá, 7 de noviembre.
Asistencia: más de 13.000 personas.


Pocas semanas después de que Madonna confirmó que se presentaría en Medellín, su sucesora quiso seguirle los pasos y anunció que también vendría a Colombia. Lady Gaga, ídolo juvenil con más de 23 millones de discos vendidos en el mundo, se preparó para dar uno de los espectáculos más elaborados de este año. Born This Way Ball requirió de 150 personas para montar el escenario y otras 110 para la producción técnica; la artista se cambió 17 veces de vestuario durante las más de dos horas de concierto y la utilería incluyó un piano incrustado en una motocicleta y una muñeca gigante que le permitió a la cantante simular su propio nacimiento. Con todo y eso, y a pesar de que hubo grandes descuentos en boletería, el show solo recaudó cerca de 3.800 millones de pesos. Eso no significó que El Campín no vibrara con los miles de jóvenes que fueron a ver a la ‘madre monstruo’. Luego de tocar varias de sus canciones emblemáticas, de ponerse un poncho de Colombia y de promover la reelección de Barack Obama, invitó a dos asistentes al escenario, quienes no pudieron contener las lágrimas de la emoción.
 
Una reina en Colombia
Lugar y fecha: Medellín, 28 y 29 de noviembre.
Asistencia: más de 87.000 personas en los dos conciertos.


El mismo día que se empezaron a vender las entradas para el concierto de Madonna, se agotó la boletería. Como miles de colombianos aún clamaban por otra fecha para ver a su ídolo, la reina del pop aceptó presentarse dos veces en la capital antioqueña. Con tarjetas de metro conmemorativas, planes de vacaciones diseñados especialmente para los asistentes al concierto y exhibiciones artísticas inspiradas en la cantante, la ciudad no desaprovechó el evento y desde los comerciantes hasta la alcaldía hicieron de Medellín la casa de Madonna. Fuera de la impecable logística, del orden que se vivió en la ciudad y de que no hubo un solo homicidio durante los dos días de show, la chica material brilló con luz propia. Prueba de ello fueron las reacciones eufóricas de los asistentes, algunos de los cuales compraron boletas para las dos noches. Con complicadas rutinas de baile, imágenes provocadoras, actitud sexy y varios intentos por decir algunas groserías en español, la artista no solo dejó 19.000 millones de pesos en ganancias, sino que aclaró que es y seguirá siendo la reina del pop.

Otros grandes

Figuras de la electrónica, el jazz y el rock también hicieron una parada en Colombia. El dúo The Chemical Brothers, revolucionarios de la música electrónica con más de 20 años de carrera, estuvo por primera vez en el país el 14 y 15 de septiembre. Sus conciertos en Bogotá y Medellín, respectivamente, hicieron vibrar a miles con su DJ set. La pianista neoyorquina Norah Jones, ganadora de nueve premios Grammy, deslumbró el 30 de noviembre en Bogotá. La boletería se agotó semanas antes del concierto y los asistentes vivieron su seductora mezcla de jazz, pop, country y soul. El rock también tuvo momentos de gloria en 2012. En marzo Steven Patrick Morrissey, exvocalista de The Smiths, llenó el teatro Metropol de Bogotá, donde culminó su gira por Latinoamérica. También las bandas Garbage y Evanescence fueron el plato fuerte del Planeta Terra Festival y convocaron a miles de fanáticos del rock alternativo en el Parque Jaime Duque.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad