Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2011 12:00:00 AM

¿Quién es Camila?

La encargada de hacer las denuncias en 'La W' tiene 25 años, ha sido actriz y les habla sin temor a algunos de los personajes más poderosos del país.

La semana pasada, en la emisora La W Radio, con Julio Sánchez Cristo y Félix de Bedout de vacaciones, la conducción del programa estuvo a cargo de una voz femenina que desde hace más de dos años está siendo identificada como Camila. Ese nombre es hoy tan familiar como 'Julito', 'Doctor Casas' o Félix. Camila ha alternado con esos pesos pesados con la misma intensidad inquisitoria de Félix de Bedout en el banquillo periodístico de ese programa. Sin embargo, pocos saben quién es ella.

Su nombre completo es Camila Zuluaga, está a punto de cumplir 26 años y es la encargada de las denuncias en La W. Es agresiva y, cuando se trata de escándalos, es un feroz perro de caza, firme e implacable como Félix. Les habla casi con insolencia a expresidentes y vacas sagradas de la vida nacional, quienes no saben que su verdugo es una joven atractiva que en lugar de estar madrugando para el micrófono podría estar trasnochando en discotecas. Por eso muchos suelen preguntarse cuando la conocen en persona: "¿Esa niñita es Camila?".

Pero ella no solo maneja temas de actualidad nacional. Habla con la misma propiedad de contratos y elecciones regionales que de condones y bodas reales. Y cuando se trata de vida moderna y relaciones humanas, es como escuchar hablar a cualquier muchacha de su edad. Cuando le atribuyen algún defecto, es el de ser demasiado joven, el único solucionable y que todo el mundo quisiera tener. Pero a veces su carácter impertinente la lleva a cometer exabruptos como el de hace unos días, cuando le dijo a Álvaro Uribe que sus respuestas apuntaban a que todos los escándalos de su gobierno habían ocurrido a sus espaldas. Uribe le respondió en tono de regaño que ella era apenas una niña y que debía ser más respetuosa.

Hay quienes dicen también que está donde está porque es la protegida de Julio o porque es bonita. "Que digan lo que quieran -afirma-. Hay 10.000 mujeres más bonitas que yo. Solo me preocupo cuando siento que algún tema me puede quedar grande".

Camila asegura que soñaba con trabajar al lado de Sánchez Cristo desde que estaba en el colegio y por eso se emocionó tanto cuando la llamó para La W Radio. Hoy la admiración es correspondida. "Tiene ganas, es muy juiciosa y dedicada a su trabajo —dice Julio—. El secreto de su magia está en la conquista. Es una seductora permanente del micrófono, cada tema para ella es una provocación".

Su papá, el ingeniero químico Eduardo Zuluaga, recuerda que Camila apareció por primera vez en los medios cuando tenía unos 5 años. Algún programa de televisión visitó su colegio para preguntarles a las alumnas qué querían ser cuando grandes. "Presidente de Colombia", respondió la niña. "¿Y de verdad crees que una mujer puede llegar a ser presidente?", replicó el entrevistador, sorprendido. "No creo, estoy segura", sentenció la pequeña. Eduardo, quien hizo una maestría en Periodismo en parte para entender mejor el trabajo de su hija, asegura que es "valiente y bien estructurada", pero es el primero en decirle cuando cree que hace algo mal al aire. Su mamá, Patricia Suárez, es artista y vive en España.

Camila actuó cuando tenía 12 años en Padres e hijos, una serie que tenía tantos televidentes como detractores. Algunas personas se le burlaban en las fiestas o en la calle. Aunque admite que sufrió en ese momento, hoy dice que gracias a ese papel perdió la pena y aprendió a trabajar duro, pues estudiaba por las mañanas y actuaba hasta las ocho o nueve de la noche. Luego, a los 17 años, presentó un programa de variedades para el Canal 13. Entonces se levantaba a las tres de la mañana, grababa hasta las nueve y se iba al colegio.

Trabajó también mientras estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad de Los Andes. Fue disc-jockey de la emisora juvenil Los 40 Principales, adonde llegó por un reality show que buscaba una nueva figura de la radio, y además se convirtió en la primera colombiana en presentar un programa para la cadena de música MTV. En La W Radio pasó por la emisión de los fines de semana, por La hora del regreso y ahora está en la mesa central de la mañana. También dirige y presenta Puntos cardinales, un programa de debate que se emite por Telmex.

En cuanto a sus ambiciones, Camila no tiene ninguna falsa modestia: le gustaría tener un programa radial propio, como el de Julio Sánchez. Quienes la conocen no dudan que lo logrará, y Julio ya comentó en una entrevista que no le extrañaría si algún día los papeles se invierten y ella termina siendo su jefa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.