Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2012 12:00:00 AM

Quién da más

Suena paradójico. La familia real de Qatar, un país donde están prohibidos los juegos de azar y consumir alcohol en público, pagó 250 millones de dólares por una obra de Paul Cézanne en la que aparecen dos campesinos apostando y bebiendo.

Suena paradójico. La familia real de Qatar, un país donde están prohibidos los juegos de azar y consumir alcohol en público, pagó 250 millones de dólares por una obra de Paul Cézanne en la que aparecen dos campesinos apostando y bebiendo. Gracias a esta millonaria transacción, Los jugadores de cartas (foto) se convirtió en la pintura más cara vendida en una subasta. No es la primera vez que los Al Thani gastan una fortuna en arte. En los últimos años han colgado en su palacio obras de Andy Warhol, Mark Rothko y Damien Hirst, entre otros. Su más reciente capricho es convertir a Qatar en un oasis cultural a la altura de París, Londres y Nueva York. Sin embargo, les saldrá caro. Justamente en esas ciudades están las obras que completan el 'top 5' de las más costosas de la historia: Retrato de Adèle Bloch-Bauer, de Gustav Klimt, fue comprada por 138 millones de dólares por Ronald Lauder para su galería en la Gran Manzana; Desnudo, hojas verdes y busto, de Pablo Picasso, le costó 109 millones de dólares al museo Tate Modern; Muchacho con pipa, también de Picasso, se vendió en 106 millones de dólares a un comprador anónimo en Nueva York, y Retrato del doctor Gachet, de Vincent van Gogh, fue adquirido por un japonés en 83 millones hace más de 20 años y hoy posiblemente está en manos de un coleccionista europeo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.